Chiflera gigante: Todo lo que necesitas saber de esta especie

Este árbol recibe el nombre de Cheflera gigante o Chiflera gigante según la localidad. También es conocido bajo el nombre de Árbol paráguas o Árbol pulpo,es un árbol perennifolio que puede alcanzar una altura de 15 metros.Sus hojas son compuestas, formando grupos de 8 hojas convergentes de color verde.

chiflera gigante

Características del chiflera gigante.

Es un árbol perennifolio que crece a 6 m de alto. Tiene hojas compuestas medium verdes en grupos de siete hojas. Usualmente tiene troncos múltiples, y las flores se desarrollan en la parte alta del árbol. Con frecuencia crece. Produce racimos de hasta 1 metro de largo conteniendo una buena cantidad de pequeñas flores rojas opacas. La floración empieza a principios del verano y típicamente continúa por varios meses.

Es un arbusto adecuado para sembrar tambien macetas realizarle los cortes de raiz una vez por año muy resistente para tenerlas en interior, es de crecimiento lento, con un solo tallo y hojas de color verde oliva, que están divididas en tres o cinco hojuelas ovaladas. Éstas nacen desde un punto central y caen en forma de un paraguasabierto. Existen variedades con hojas matizadas en colores verde y crema amarillento, además también pueden tener diferentes tamaños de hojas.

Las Cheflera gigante maduras producen unos racimos de diminutas e insignificantes flores, seguidas de pequeños frutos redondos en color amarillo que se vuelven negros cuando maduran, pero es muy raro que florezca en interior. Si se le proporciona un recipiente o maceta grande, en el que las raíces puedan crecer libremente, esta planta puede alcanzar alrededor de 2 metros de altura en interior.

La Schefflera actinophylla puede cultivarse tanto en semisombra como a pleno sol. La Chiflera gigante también puede cultivarse en interiores, siempre que estos se encuentren bien iluminados.

Cultivo de la chiflera gigante.

Las Chefleras maduras producen unos racimos de diminutas e insignificantes flores, seguidas de pequeños frutos redondos en color amarillo que se vuelven negros cuando maduran, pero es muy raro que florezca en interior. Si se le proporciona un recipiente o maceta grande, en el que las raíces puedan crecer libremente, esta planta puede alcanzar alrededor de 2 metros de altura en interior.

En el caso de que queramos que llegue a alcanzar una buena altura o que adquiera un porte de pequeño arbolito, se deberá colocar una vara larga de bambú o similar en el tallo a modo de tutor, para que la planta crezca derecha.

La Chiflera puede ubicarse en el exterior, en semisombra o sombra, aunque cuando son maduras, estas plantas se pueden situar perfectamente al sol en zonas de clima suave. La mejor ubicación en interior es en un lugar muy luminoso.

Los riegos han de ser moderados aun en verano, simplemente manteniendo el compost siempre un poco húmedo. En época de calor hay que rociar con agua las hojas diariamente para suministrarle un aporte de humedad a la planta y mantenerla fresca.

Es importante además, especialmente en los períodos más cálidos, pulverizar las copas para crear un entorno húmedo, genial para la planta cuando las temperaturas superan los 20 °C, y situarla sobre un posamacetas con guijarros donde quedará constantemente un hilo de agua de modo que garantice un entorno húmedo, que no debe estar en contacto con la tierra de la planta.

Reproducción de la chiflera gigante.

Los esquejes pueden ser retirados de la punta de las ramas, al principio de la primavera, con una longitud de 10-15 cm, eligiéndolos de ejemplares sanos y robustos y cortándolos enseguida bajo el nudo. Hacer un corte oblicuo que permite tener una mayor superficie de enraizamiento y evita la acumulación de agua sobre su superficie, justo bajo un nudo eliminando las hojas situadas más abajo.

Procure que la cuchilla esté bien afilada para evitar deshilachar los tejidos y que esté limpia y desinfectada (preferiblemente a la llama) para evitar infectar los tejidos.Haga agujeros con un lápiz, tantos como esquejes y colóquelos como indicado en la foto. Tenga luego cuidado de compactar delicadamente el sustrato que tendrá que estar formado por una mezcla de turba y arena a partes iguales.

La maceta debe ser mantenida a una temperatura de cerca de 18-24°C y el terreno tiene que quedar constantementehúmedo, no empapado, hasta que se vean aparecer los primeros nuevos brotes, lo que indica que los esquejes han arraigado.

Para prevenir eventuales ataques de hongos, sería aconsejable también suministrar con el agua de riego un fungicida de amplio espectro, a las dosis indicadas por el producto.Para estas plantas sería oportuno que por al menos una hora al día la bandeja de multiplicación quede destapada de modo que se airee bien el terreno.

Dejame Tu Comentario