≡ Menu




Chiflera: Cuidados, reproducción, poda, plagas y mucho más sobre esta planta

La chiflera es conocida como una plantaque pertence a la familia de las plantas Araliaceae, a su vez se puede decir que tiene orgien en  Taiwán y también en la isla China de Hainan. Además de ser conocida como chiflera también es conocida como árbol paraguas enano en términos más comunes.

Chiflera

Nombre científico planta chiflera

Con respecto al nombre científico que se le atribuye a esta especie de planta es Schefflera arboricola, ya que en su taxonomía se encuentra reflejado que pertenece al género Schefflera, en cuanto al significado que se le atribuye a Schefflera se refiere a un nombre genérico en términos científicos y se debe también a un botánico de nacionalidad alemana Jacob Christian Schaffer que se dispuso a escribir sobre este género.

Ahora bien, en cuanto al término de Arboricola se refiere a los significados en latín que sugieren la palabra “árbol” y “el que habita” haciendo referencia a los hábitos que son típicos de esta planta de ser considerada también como planta epífita, es decir que puede desarrollar sus raíces en las ramas de algunos árboles. Para referirse al género también se puede utilizar el término de Aralia cheflera.

Descripciones generales de la planta chiflera

Entre lo primero que destaca de estas plantas es que son consideradas como arbustos de hojas perennes, es decir, una planta leñosa que mantiene sus hojas en cualquier temporada del año de manera uniforme. Por otro lado tomando en cuenta las características en cuanto al tamaño destaca que llegan a crecer en un promedio de unos tres a sies metros de altura, en el crecimiento destaca que esta planta puede desarrollarse de manera aislada, trepadora o de manera epífita, esto último quiere decir que puede crecer de las ramas de los árboles.

Por otro lado con relación al aspecto de las hojas de la panta chiflera se puede decir que mantienen una estructura palmeadas compuestas, en la cual cuentan con 7 o 9 foliolos obovados. Entre las medidas que suelen presentar estas hojas se encuentra la referencia que pueden ser de unos 9 centímetros y hasta llegar a los 20 centímetros de largo, ya que las medidas de ancho pueden ser de unos 4 centímetros y hasta 10 centímetros. Por otro lado además del tamaño es importante resaltar que la textura de las hojas de las plantas chiflera puede ser coriácea y por lo general la coloración que presentan es de tonos verdes intensos.

De acuerdo a lo señalado anteriormente es fácil identificar a una planta chiflera gracias al aspecto que tienen sus hojas, además es importante destacar que cada hoja contiene una nervadura en la parte central que por lo general suele dividir a la hoja en dos mitades, donde los nervios se encuentran de manera evidente en la estructura.

Ahora bien, tomando en cuenta lo las referencias según diversos estudios a esta planta se le considera de crecimiento lento, a pesar de los tamaños que pueda abarcar. Entre otro de los aspectos que es importante tomar en cuenta con relación a esta especie es su aspecto de paraguas lo que le da su nombre común de “árbol paraguas” ya que por lo general su diversidad en hojas color verde oliva suelen estar divididas en aproximadamente cinco hojuelas ovaladas que correspondientemente caen simulando la figura de un paraguas.

Floración de la planta chiflera

En cuanto a la floración de la planta chiflera se conoce que el período puede extenderse entre julio a octubre, de esta forma suelen aparecer las respectivas infloresencias que aproximadamente tienen unos 20 centímetros, en las cuales se pueden percibir unas 5 flores y hasta 10 flores. Por otro lado, cabe destacar que en cuanto a las flores se conocen como hermafroditas y con lo que respecta a la coloración estas se pueden presentar entre tonos en amarillo y hasta llegar al color verde.

Semillas de la planta chiflera

Ahora bien, en cuanto a las semillas y los frutos que se pueden obtener de la planta chiflera se conoce que por lo general se encuentran en una drupa que con una forma ovalada llega a medir unos cinco milímetros en promedio. A su vez, en el interior de este fruto se pueden encontrar al menos unas cinco semillas correspondientes a esta planta. Se conoce además que esto se puede recolectar entre los meses de agosto y septiembre.

De esta forma según los estudios aplicados a las semillas de la planta chiflera se puede decir que se presentan una figura que se encuentra aplanada de los lados.

Cuidados de la planta chiflera

Exposición a la luz solar

En primer lugar para considerar los cuidados de las plantas de chifleras hay que tener en cuenta todas las condiciones necesarias para el óptimo crecimiento de esta planta, entre las cuales destaca el tipo de ambiente, que por lo general el ideal es un ambiente tropical que es donde la planta chiflera suele desarrollarse y crecer de la mejor forma, de esta manera tomando en cuenta esto se mantiene las condiciones de los cuidados en base a este tipo de ambiente.

De la misma forma es importante señalar que en primer lugar en cuanto a las condiciones de exposición a la luz solar hay que tener en cuenta que siendo una necesidad vital para las plantas requiere de una exposición considerable aunque se ha demostrado de la planta chiflera suele adaptarse con facilidad a distintos tipos de condiciones en cuanto a la luz.

Trasplantación

Otros de los cuidados que hay que considerar en cuanto a la planta chiflera es la trasplantación, puesto que particularmente en esta especie suele ser un poco más necesario que en otras especies conocidas de plantas, y esto se debe a las características en cuanto al tamaño que se presentan en la planta chiflera, puesto que por lo general suelen crecer de manera abundante y a gran escala, de esta forma se debe garantizar entre los cuidados es espacio adecuado para su desarrollo y por lo tanto la trasplantación por una maceta más grande y más adecuada cada vez que sea necesario.

Ubicación en exteriores e interiores

En consecuencia, además de los cuidados mencionados anteriormente una de las recomendaciones que se debe tener en cuenta en los cultivos de la planta chiflera es la adecuada ubicación sea su condición, es decir tanto fuera como dentro del hogar, puesto que en el caso de encontrarse en los exteriores la mejor ubicación para esta planta sería en una zona de semi-sombra, donde se proporcione luz adecuada pero se mantenga la humedad del ambiente, y en el caso de encontrarse dentro lo mejor es ubicarla donde pueda conseguir la exposición al sol necesaria sin verse afectada.

Fertilizante y abono

Tomando en cuenta todos los cuidados mencionados anteriormente no puede faltar garantizar los nutrientes necesarios a la planta chiflera, puesto que esto resulta de suma importancia para su crecimiento, por tal motivo se debe considerar agregar a la planta cualquier tipo de fertilizante que cumpla con las características necesarias de esta planta, dichos fertilzantes se puede conseguir de manera sencilla en las tiendas especializadas de jardinería donde vienen con todos los componentes que necesita la planta chiflera. Por lo general suelen estar presentados en una versión líquida o sólida.

Riego de la planta chiflera

Es importante señalar que lo que se conoce con relación al riego de la planta chiflera es que por ser una planta de ambientes tropicales por lo general necesita de la humedad como una de las condiciones vitales para su desarrollo, pero una vez que se toma en cuenta esto se debe evitar por cualquier medio que la planta se exponga a excesos de agua en el suelo o el estancamiento del agua, puesto que esto resulta dañino y falta para la salud de la planta chiflera.

Por tal motivo, considerando lo expuesto anteriormente se debe garantizar que la planta a través del suelo o la maceta donde se encuentre deba tener un correcto drenaje, donde mantenineod el suelo húmedo no se exponga el estancamiento del agua, ya que si esto sucede se perjudica sobretodo la salud de las raíces de la planta chiflera.

Por otro lado los especialistas en el cultivo de esta planta recomiendan que cuando se encuentre en condiciones de temperaturas muy cálidas y por lo general en la temporada de verano lo mejor es regar de manera directa las hojas de la planta chiflera para que se puede ambientar en el clima tropical al que necesita para estar en las mejores condiciones.

Por lo general los especialistas en el cultivo de la planta chiflera suelen recomendar que el suelo donde se encuentre esta especie se mantenga húmedo, es decir que los riegos se deben de llevar a cabo de manera frecuente, donde se mantenga cierta humedad, pero como se mencionó anteriormente lo mejor es esperar que el sustrato o el suelo se encuentre ligeramente seco para añadir el siguiente riego, evitando el exceso de agua. En la temporada de verano se debe proceder a los riegos moderados para la planta.

Poda de la planta chiflera

Hay que tener en cuenta que la poda en la planta chiflera como en otras plantas se refiere a uno de los cuidados más importantes y vitales en el desarrollo y floración de estas especies, puesto que si se busca incrementar su crecimiento y a la vez mejorar el aspecto de estas plantas lo mejor es realizar la poda cada vez que lo amerite. De esta forma se podrá conseguir que la planta chiflera se desarrolle de una manera más compacta.

Ahora bien, tomando en cuenta lo mencionado anteriormente el proceso para la poda de la planta chiflera suele ser muy sencillo, en primer lugar lo que se debe proceder a hacer es examinar por completo las condiciones en las que se encuentre la planta, es decir, si presenta uno o más de un tallo. Es importante tener en cuenta que antes de considerar cortar algún tallo en mal estado o cualquier estructura de la planta que le reste vitalidad se debe estudiar en primer lugar lo que sería la forma natural de la planta, a fin de no cortarla en dirección contraria, esto se realiza para incrementar el crecimiento de nuevas estructuras de manera rápida y correcta.

En el mismo orden de ideas, además de la recomendación anterior antes de proceder a cortar cualquier hoja se debe considerar en que orientación o bajo qué aspecto se va a proceder a podar la planta, ya que por lo general si la planta chiflera cuneta con más de un tallo suele crecer de manera frondosa hacia los lados, y si cuenta con tan solo uno suele crecer de manera alargada y de forma vertical, lo mejor es establecer la apariencia que se busca en la planta y orientar la poda de la misma en base a eso.

Por otro lado, otra de las recomendaciones que se deben tener en cuenta antes de cortar cualquier estructura de la planta es considerar cambiar de maceta para mejorar el espacio que tiene la misma para crecer y desarrollarse, puesto que si todas las plantas se encuentran en buen estado no será necesario cortarlas sino que cambiar de maceta a una más grande que se adapte a las nuevas condiciones en tamaño que presenta la planta.

Posteriormente una vez que se estudian todos los aspectos anteriormente expuestos lo que sigue en el proceso de poda de la planta chiflera es arrancar o cortar de manera correcta todas las hojas que se puedan encontrar en mal estado, es decir las hojas que puedan presentar una coloración distinta y más amarillenta.

Tomando en cuenta lo señalado anteriormente en cuanto a la poda de esta planta también es necesario saber que es indispensable ir cortando y desechando cada una de todas las hojas que la planta va expulsando de su estructura una vez que envejecen puesto que las mismas y su acumulación podrían aruinar la vitalidad de la planta chiflera, además a modo de otra recomendación al respecto de la poda no se debe considerar inciar el proceso de sin tener todos los materiales necesarios.

Reproduccion de la chiflera

Lo que se conoce en cuenato a la reproducción de la planta chiflera es que este proceso puede darse mendiante dos formas, bien sea por la correcta plantación de las semillas o por los esquejes.

Plagas de la chiflera

En cuanto a las plagas que puede padecer la planta chiflera lo más recomendable para evitar este tipo de problemas es limpiar de manera frecuente y cuidadosa las hojas de las plantas, de esta forma se suele evitar la aparición de cochinilla o la mosca blanca.

De esta forma se conoce que en cuanto a las plagas y los problemas a lo que de manera usual se encuentran afectadas las especies de plantas chifleras suele ser a los ataques de los insectos pulgones y cochinillas, que por lo general suelen eliminar la vitalidad de las hojas e irse comiendo poco a poco la estructura de las mismas. Este ataque de dichas plagas suele ser fatal para la salud de estas plantas.

De esta manera, tomando en cuenta lo anterior se conoce que los insectos una vez que logran alcanzar a las plantas chifleras suelen adherirse a cada hoja e ir absorbiendo la savia de la misma, y una vez que se encuentran llenos de esta suelen expulsar el extenso sobre la misma hoja, solo que el líquido tiene una composición distinta a la de un principio, ahora se trata de una composición dulce, incluso en forma de melaza que suele incrementar la proliferación de un hongo que de la misma forma atenta con la salud de la planta chiflera llamado negrilla, que además le atribuye una mal apariencia a la planta en general.

Considerando este posible tipo de daño a cualquier especie de planta chiflera los especialistas en el cultivo de las mismas recomiendan que para evitar las fatales consecuencias que traen consigo las dichas plagas se debe aplicar los productos pertinentes que eliminen la aparición de insectos, en este caso, la aparición de insectos en las hojas de la planta. Este tipo de producto insecticida suele encontrarse de manera fácil en tiendas de jardinería y tiene la finalida de acabar de manera inmediata con dichos insectos.

Además del producto mencionado anteriormente para evitar que la plaga vuelva a suceder lo más recomendable es conseguir unas pastillas específicas con finalidades insecticidas en las mismas tiendas de jardinería, que su método de uso consiste en agregarlas al suelo o a la tierra donde se encuentren las raíces de la planta para evitar la aparición de dichos pulgones y cochinillas. Por otro lado, además de considerar estos métodos efectivos no está demás limpiar de manera frecuente las hojas de la planta.

Chiflera como planta de interior

Se conoce que por lo general el principal uso que se le da esta planta chiflera es como planta de interior, puesto que a diferencia de otras especies de plantas y otros géneros no requiere de mayores cuidados más que los fundamentales de sus necesidades vitales. Además que esta planta se considera como tolerable de manera práctica a distintas condiciones que se puedan salir de su ambiente ideal, aunque esto no es lo más indicado.

Por otro lado lo que se conoce al respecto de la planta chiflera como planta de interior es pocas veces o en pocos casos esta planta llega a florecer mientras se encuentre dentro de hogar, aunque cabe destacar que puede mantener de la misma manera su vitalidad y correcto desarrollo, por tal motivo se puede decir que incluso siendo planta de interior se conoce que la planta chiflera puede alcanzar hasta dos metros de altura. Dadas las condiciones en las que se encuentre lo más recomendable es colocar un tallo de referencia en la planta para que la misma pueda crecer de manera vertical y buscar el aspecto que desea en ella.

Ahora bien, tomando en cuenta todo lo mencionado anteriormente como planta de interior lo más recomendable es ubicar a la planta chiflera en una posición donde le provea de manera fácil la luz de los rayos solares, puesto que esto se considera su principal necesidad, de no ser así la planta empezará a perder sus hojas, esto sin duda se considera como un signo de que la planta chiflera no está consiguiendo la cantidad de luz necesaria para sus óptimas condiciones.

Chiflera enana

La chiflera enana también es conocida con el nombre de chiflera yanini, esta planta por lo general se considera una de las especies más pequeñas dentro del género, que aunque mantenga la mayoría de las características de las plantas chifleras por lo general suele variar el rango en tamaño a uno mucho más pequeño que el promedio, de esta forma se conoce que esta especie no alcanza lo que sería la mitad de la altura con la que cuentan otras especies de chifleras conocidas.

Aunque de manera considerable cambie el rango en tamaño, básicamente los cuidados de la chiflera enana suelen ser los mismos que el de las distintas especies que conforman el género, es decir, de la misma forma hay que proporcionarles la cantidad adecuada de luz, la humedad que viene siendo su necesidad vital y los diversos fertilizantes que incrementan su desarrollo, además de llevar a cabo la poda cada vez que sea necesario.

Chiflera amarilla

La especie de chiflera amarilla también es conocida en los términos científicos como Schefflera arboricola Variegata, se trata de otra especie de planta chiflera que conforma al género y que por lo general presenta una coloración en las hojas más clara que otras especies sin tratarse de estar viejas o en mal estado. Se conoce que esta planta tiene sus orígenes en Australia, y por lo general se trata de un árbol, también es conocido como Árbol de la Cheflera que puede presentarse en unos 40 metros de altura en promedio.

Chiflera bonsai

Por su parte la planta chiflera bonsai tiene su origen en Nueva Guinea y Taiwán, es considerado de manera popular como una planta de interior y entre las diferencias que se plantean con relación al género de plantas chifleras es que por lo general el chiflera bonsai debe mantener en condiciones de sombra más que de luz directa al sol, si se procede a llevarlo a exponer luz directa de los rayos solares debe considerarse solo unas horas al día como máximo.

Entre las condiciones adecuadas para el cultivo de esta planta se encuentra que debe mantenerse a una temperatura mayor a los 10°C. Entre sus necesidades se encuentra el abonado que debe realizarse al menos una vez al mes y el riego se debe proceder de manera menos frecuente que en otras especies.

Chiflera gigante

En el caso de la chiflera gigante suele ser conocido bajo el nombre de árbol paraguas y en términos científicos como Schefflera actinophylla tomando en cuenta como sinónimo el término de Brassaia actinophylla. En este caso esta especie tiene sus orígenes en Australia. Este árbol destaca dentro del género por su gran tamaño, ya que por lo general logra alcanzar hasta los 15 metros de altura aunque en comparación con otros árboles como el acacia koa el chiflera gigante sigue siendo pequeño en tamaño, además a pesar de su tamaño se sigue manteniendo bajo las condiciones y características principales que presenta el género.

Schefflera gold

Es conocida también bajo el nombre de Schefflera arboricola ‘Gold Capella’, esta es otra de las especies que se mantiene bajo las características de las plantas chifleras, siendo principalmente considerada una planta perenne de condiciones climáticas correspondientes al clima tropical y húmedo.

Por tal motivo las condiciones de esta especie siguen estando basadas en este tipo de ambiente ideal, se considera que esta especie se desarrolla mejor en presencia de suelo con el pH neutro, además de lo mencionado anteriormente que debe mantener con el drenaje necesario pero bajo las condiciones de humedad necesarias. Los especialistas recomiendan que el mejor tipo de suelo para la Schefflera arboricola ‘Gold Capella’ es un suelo arenoso.

Aunque se conoce que las distintas especies que conforman el género de plantas chifleras no requieren de mayores cuidados en el caso de Schefflera arboricola ‘Gold Capella’ sus cuidados deben ser con un tipo de medio mantenimiento. Otra de las consideraciones que se deben tomar en cuenta es la exposición a la luz, pero sin exceso, siendo lo ideal una media sombra y períodos frecuentes de luz directa del sol.

Por otro lado en cuanto al riego como se ha mencionado anteriormente es necesario que se realice de manera frecuente y abundante, manteniendo el cuidado de no matar a la planta por exceso de agua. Este caso de la planta Schefflera arboricola ‘Gold Capella’ suele ser considerada como planta de interior.

Schefflera morototoni

Esta especie es reconocida por tratarse de un árbol que presenta tamaño mediano, es otra de las especies que conforman el género y que mantiene sus características en términos generales. El tamaño de referencia para esta especie corresponde a lo 30 metros de altura y sus hojs presentan tamaños de unos 40 centímetros. Este tipo de especie se mantiene por lo general como vegetación dentro de los bosques, y su floración se puede notar durante todo el año

Dejame Tu Comentario