≡ Menu




Clematis: Propiedades, clasificación, cuidados y mucho más

Clematis es un género de la mayoría de los arbustos perennes escalar, de la familia del ranáculo con más de trescientas cincuenta especies distribuidas en todo el mundo, teniendo una principal presencia en América del Norte, y Asia.

Clematis

Aunque esta no es de las especies más conocidas, más de setenta especies de clematis se utilizan en la medicina tradicional china, y una gran variedad de las especies más llamativas se cultivan en América del norte, debido a la gran hermosura de sus flores.

Propiedades de la clematis

Estas plantas son principalmente enérgicas, leñosa y trepadoras, con tallos también leñosos pero bastante frágiles; las hojas están opuestas y divididas, en folios que se retuercen y enrollan alrededor de estructuras que sirven de soporte para anclarse mientras crecen y se desarrollan.

Algunas de estas especies son arbustivas, mientras que otras son erectas, herbáceas, y perennes. Las especies templadas o frías son conocidas como caducifolias, pero hay otras especies climáticas más cálidas, que son de hoja perenne, que crecen mejor en el suelo fresco, húmedo, y bien drenado, a pleno sol. 

Clematis-2

Clematis lila

La planta de clematis se encuentra principalmente en las regiones templadas del hemisferio norte, y muy rara vez en los tropicos. La floración  varía según la especie, porque algunas florecen en verano, mientras que otras realizan una doble floración en verano y otoño.

Puede llegar a crecer hasta los quince metros de altura, por lo que es ideal cuando se desea conseguir sombra, y bonitos colores. Esta planta tiene una cola larga y plumosa en su fruto, muy parecida a una barba; y es por ello que recibe el nombre coloquial de “barba de viejo”, en algunos países.

Clematis-3

Clematis de colores

Clematis crece en matorrales al borde de la carretera, en los bosques, y cerca de las corrientes de agua. La disposición estratégica de sus hojas es lo que ayuda a que esta planta sea un excelente trepadora. Entre los meses de julio y septiembre, muestran  hermosas flores en grandes racimos que se convierten en cabeza de frutas.

Esta planta  se ha cultivado durante mucho tiempo como una trepadora arbolada o de arrastre de vid para crecer sobre una valla o donde se desea que el follaje sea denso.

La clematis cuenta con diversas propiedades por lo que se emplean para la extracción de fracciones de alcaloides, glucósidos, y saponinas de ciertas especies.

Los miembros de la familia Ranunculaceae contienen protoanemonin, que es un compuesto irritante encontrado principalmente en las hojas frescas y la savia, que se deriva de un glicósido precursor conocido como ranunculos.

Otras de las especies de la clematis contienen, caulosaponina, caulosapogenina, glicósido de estigmasterol, alcohol de cerilo, alcohol de myricyl, beta-siterosterol, trimetilamina, n-triacontano, n-nonacosano, ginnona, ginnol y campesterol, así como  ácido melísico.  Las semillas secas  de esta planta contienen aproximadamente quince por ciento de proteína y catorce por ciento de grasa.

Clasificaciones inferiores de la clematis

La planta clematis es un género de los de más trescientos especies de la familia del ranúnculo; la clematis híbrida de jardín, han sido populares entre los jardineros, y es por ello que desde 1862 se cultivan cada vez más híbridos, produciéndolos constantemente.

Clematis-4

Clematis vino

Al igual que la flor boca de dragon, son principalmente de origen chino y japonés, y la mayoría de estas plantas se conocen en inglés como clematis, mientras que otras también se conocen como “alegría del viajero”, nombre inventado para la única especie nativa británica; “barba de viejo”, y “flor de cuero” para los que tienen pétalos carnosos.

Una clasificación reciente, reconoció doscientas noventa y siete especies de clematis, por lo que no es extraño que los taxonomistas y jardineros suelan subdividir este género. Magnus Johnson por ejemplo, dividió la misma en diecinueve secciones, con varias subsecciones, y Christopher Gray dividió el género en nueve subgéneros.

Clematis-5

Clematis lavanda

En su mayor parte, el público que cultiva clematis de hoja perenne, puede entender fácilmente estos grupos, sin embargo, este sistema de agrupación, también ofrece suficiente diversidad, para dividir los clematis en grupos significativos para los fines de clasificación.

Muchas de las formas de jardín más populares son cultivares pertenecientes a la sección Viticella del subgénero Flammula.  

Estos cultivares de flores más grandes, a menudo se usan dentro de diseños de jardines para subir arcadas, pérgolas, o enrejados montados en la pared, o para crecer a través de plantas complementarias; estas tienen grandes flores de doce y quince centímetros de diámetro, y crecen hacia arriba, cruzándose entre sí.

A principios de la temporada, las clematis que incluyen la especie de Nelly Moser, responden a la floración natural de lanuginosa; mientras que las formas de floración posterior, se asemejan más a la clematis viticella.

Contempla los diferentes colores que presenta la planta clematis en este video.

Variedades de la clematis

Las especies salvajes de clematis originaria de China llegaron a los jardines japoneses en el siglo XVII, y estas selecciones de jardín japonés fueron los primeros exóticos en llegar a los jardines europeos, incluso mucho antes que las especies chinas se identificaran en su hábitat nativo a finales del siglo XIX

Clematis-6

Clematis salvaje

Después que llegó la clematis a Europa, adquirió varios significados durante la época victoriana, la flor de clematis matizada, llegó a simbolizar la belleza mental y el arte en este continente.

Existen una gran variedad de especies de clematis, entre las cuales se encuentran las siguientes:

Clematis trepadora perenne

La clematis enredadera, trepadora o escaladora, son muy populares, no solo por el tipo de follaje que ofrecen, sino por la forma y colores de sus flores. De la misma forma que la caléndula, se pueden conseguir durante la mayor parte del año, y al igual que se puede cultivar muy bien en el suelo de su jardín, también crece y se desarrolla cuando es plantada en macetas.

Clematis-7

Enredadera de clematis

Esta es la preferida por las personas que requieren hacer arcos de flores en sus entradas, o cubrir por completo un balcón o portal de la entrada de casa, porque su capacidad de subir y enredarse en la estructura, permite que toda ella sea cubierta por el follaje y flores de la planta.

Se da muy bien en el sol, pero también resiste la semi sombra, y los climas más bien templados, no requiere de mucho riego, sino de un terreno bien drenado, para evitar que el agua empozada pueda podrir las raíces de esta planta.

Clematis lanuginosa

Esta es una especie floreciente del género clematis, es endémico a la provincia de Zhejaiang, en el este de China; la clematis roja fue descubierta cerca de Ningbo por Roberto Fortune en el año 1850, el cual envió esta planta de nueva Inglaterra, pero dejó de cultivar en la época de la primera guerra mundial, por lo que se pensó que había sido extinta.

Clematis-8

Clematis lanuginosa

Mas recientemente, en el año 2008, fue redescubierta esta clematis, creciendo en esa misma área, y hoy en día es uno de los híbridos más apreciados por los jardineros, por su follaje, y los llamativos colores de sus flores. 

Esta planta es de dos caras o doble, que florece una vez en primavera, y de nuevo en verano. 

En los Estados Unidos la clematis es muy cultivada, y protegida por la sociedad de horticultura americana; y es conocida como una especie madre, para muchas de las variedades de clematis.

Esta es una de las preferidas por la mayoría de las personas que quieren tener jardines con flores vistosas, además, porque es una planta que no requiere de cuidados exhaustivos, y se puede conseguir que crezca y se desarrolle con mucha facilidad.

La clematis lanuginosa, es una de las especies más susceptibles al patógeno fúngico que produce la enfermedad conocida como “clematis marchita”, que en ciertas ocasiones produce la muerte de la planta. Ella es utilizada ampliamente en la cría de nuevos cultivares de flores grandes; más su susceptibilidad a la enfermedad, lamentablemente, también es transmitida a estas nuevas plantas que se cultivan comúnmente en diversos jardines de todo el mundo.

Clematis trepadora

Clematis-9

Clematis trepadora azul

Esta es una planta muy valorada por la belleza de sus flores, y su abundante follaje. Esta planta tiene una floración que perdura por mucho tiempo, por lo que es la preferida por muchos horticultores y jardineros para decorar, por su capacidad para expandirse, ramificarse, y trepar; además del hermoso colorido que presenta esta planta.

La clematis azul, es una de las favoritas de las personas, por su éxotico colorido, que muy pocas flores pueden ostentar; sin embargo, la clematis blanca, también es ampliamente utilizada para decorar rejas, portones, pérgolas, muros, o simplemente dispuestas sobre troncos de árboles.

Clematis montevidensis

La clematis flámula, como también se conoce, es nativa de Sudamérica, Brasil, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Argentina, Perú, y Chile; pero se cultiva en todo el mundo, como una planta ornamental de los jardines.  Es una liana templada de flores blancas y fragantes; ya que al abrirse, estas desprenden un aroma de almendras dulces muy fuerte.

Clematis-10

Clematis flámula

Esta planta crece en una masa de flores enredadas a lo largo de los meses más cálidos.

Es muy popular entre los jardineros, como decoración en rejas y enrejados, y como cubierta de tierra.

En el caso que esta planta no tenga una estructura por donde subir, ella subirá sobre sí misma, formando un gran arbusto densamente enmarañado.

Esta planta produce muchos brotes, por lo que puede alcanzar más de cinco metros de altura. Aunque es una planta muy bella y decorativa, en algunas áreas esta especie se ha convertido en una molestia después de su introducción, ya que al propagarse desmedidamente, la consideran una mala hierba fuera de los jardines bien cuidados. 

Contemple en este video cómo crece la clematis montevidensis de manera silvestre.

Clematis drummondii

Esta es una especie de planta con flores de la familia ranunculaceae, nativa también del sudoeste de los Estados Unidos, específicamente Arizona, Nuevo México, y Texas; y el norte de México.

Clematis-11

Clematis drummondii

Entre los nombres más comunes de esta planta están, “corral de la virgen de Texas”, “Barbas de chivo”, y la más conocida, “barba de viejo”.

Es una climatis denticulata de flores blancas, que se puede encontrar  trepando entre otras flores silvestres, en arbustos y en las rejas de la cerca.

El hábitat natural de la climatis  drummondii incluye los desiertos chihuahuenses y sonorenses, así como extensas  praderas.

La savia de esta planta es cáustica, sin embargo, tanto el  follaje,como sus tallos y raíces se pueden utilizar para el tinte si se manipula con mucha precaución durante la elaboración,  y si se evita la inhalación de los vapores.

También se le suele emplear en la caída del cabello, y en algunas afecciones de la piel, como urticaria, manchas de piel, urticaria, entre otras. 

Esta planta también se utilizan guisadas en aceite, para aplicar sobre los dientes y muelas que afectados por caries, con el fin que éstas se caigan más rápido y se soporte menos dolor. Así mismo, gracias a sus componentes antiespasmódicos, se utiliza para el dolor de estómago, de los riñones, y el catarro.

Clematis bonariensis

Esta es otra de las especies de clematis nativas de América del sur, que habitan principalmente en Uruguay, Argentina y Brasil, pero se pueden cultivar muy bien en el resto del mundo. Esta planta cuenta con una especie de zarcillos que emplea para agarrarse a otra planta, y puede llegar a medir cinco metros de alto.

Al igual que la clematis dioica, posee un tallo leñoso lleno de hojas impares, que pueden medir entre cinco y doce centímetros de largo, por cinco centímetros de ancho; las cuales están dispuestas de tal manera que en conjunto con los anillos pueden asirse a las rejas, balcones, pérgolas, e incluso otras plantas que estén a su alcance.

Esta planta tiene flores unisexuales o hermafroditas en una misma inflorescencia, que florece tanto en primavera, como en verano. Y su fruto, un aquenio, surge en verano, y a principios del otoño. La clematis bonariensis,  desde tiempos remotos se ha empleado en la medicina tradicional, en forma de compresas o cataplasmas, para curar la lepra, y más recientemente la escabiosis o sarna. Sin embargo, se debe tener sumo cuidado en su manipulación, porque esta planta es irritante de la piel, y venenosa.

Clematis perenne

Esta es otra de las especies trepadoras, que buscan su sustento en árboles o arbustos, sin embargo se pueden ver creciendo en muros, cercos, y alambradas, decorando con sus llamativas flores, balcones, cercos y enrejados en diversos países del mundo. 

Clematis-13

Clematis perenne

También cuenta con racimos de hermosas florecillas, y hojas pecioladas opuestas que miden entre cinco y doce centímetros de largo, por siete centímetros de ancho; y al igual que la  bonariensis, su fruto es un aquenio que posee una sola semilla.

De la misma manera que la acacia melanoxylon, a esta planta se le atribuyen propiedades curativas, ya que sus hoja, tallos y flores, unidas a la manteca de cerdo, crean una crema que funciona muy bien, para desinfectar heridas, y para aliviar los dolores de muela que son producidos por las caries.

Tanto en la antigüedad, como ahora en nuestros tiempos, se utiliza la friegas de las hojas y tallos de esta planta antes de acostarse, para sanar las enfermedades respiratorias como la gripe y la tos; y si no le gusta la sensación en el pecho, también se pueden hacer inhalaciones con un paño, para obtener los mismos resultados.

Como este es un remedio muy caliente, se aconseja realizarlo justo antes de dormir, para no llevar sereno, porque esto podría empeorar los síntomas de la persona que padece el catarro. Otros investigadores se han aventurado a aseverar que esta planta también tiene muy buenos resultados en el tratado  de la arenilla uretral, y como diurético para destapar las vías urinarias.

Contempla en este video la perenne en todo su esplendor.

Semillas de clematis

Cientos de especies y cultivares de clematis existen en todo el mundo. La variedad popular está disponible en variedades de una o dos flores, en docenas de colores que a menudo cambian a medida que la planta crece, y en cultivares que crecen hasta quince metros o permanecen alrededor de nueve a diez.

Clematis-14

Semillas de clematis

Ciertas cepas de clematis son resistentes al invierno de los Estados Unidos, mientras que otras no lo son tanto; la clematis se originó en Europa y Asia y a finales de 1800 trajo numerosas variedades a través de cría y polinización cruzada. Muchos cultivadores propagan las cepas clematis a través de esquejes enraizados, sin embargo, se puede germinar semillas de clematis para generar nuevas plantas.

Clematis-15

Otras semillas

Las nuevas plantas puede que no crezca tal cual a la planta madre,  si esta  es un híbrido. La Sociedad Internacional de Clematis ICS por sus siglas en inglés, dice que las semillas de esta planta pueden tomar hasta tres años para germinar; no obstante, se pueden recoger las semillas maduras en otoño, y cubrirlas con una fina capa de arena, y lo colocamos luego en una bolsa muy bien cerrada, en un lugar sombreado, durante varios meses en invierno.

Una vez que pase la temporada de frío, las colocamos en un lugar cálido, pero fuera de la luz del sol directa, y solo queda esperar a que aparezca la primera plántula.

Si usted desea obtener una planta sana y fuerte de clematis invacare, solo tiene que seguir estos pasos:

En una maceta colocamos tierra abonada a dos centímetros del borde, teniendo en cuenta que esta debe ser profunda,  porque las raíces de la planta son muy largas; humedecemos la tierra, y la dejamos drenar, para evitar que el agua pudra las semillas, en lugar de germinar.

Para introducir las semillas en la tierra, debemos dejar al menos dos centímetros de espacio entre ellas, y espolvoreamos las semillas con una fina capa de tierra. Una vez que tengamos las clematis en maceta, regamos suavemente para no molestar a las semillas.

Selle la olla con las semillas plantadas en una bolsa de plástico transparente. Etiqueta la bolsa con la variedad de semillas de clematis que usó, y coloque la bolsa en el refrigerador durante unos tres meses. Esto engaña a las semillas pensando que había un período de frío durante el proceso de germinación; esto es lo que se conoce como estratificación.

Quite las semillas del refrigerador y coloque en un área caliente que tenga luz brillante pero no luz del sol directa. Mantenga el suelo húmedo mientras las semillas germinan. El proceso de germinación está determinado por la variedad de clematis que está creciendo. Algunas semillas  germinan de seis a ocho semanas, mientras que otras semillas tardan hasta tres años.

Esté atento a las señales de las semillas cuando estén brotando; permita que las plántulas alcancen una altura de 2 pulgadas o más antes de trasplantar en recipientes separados, utilizando la misma mezcla de macetas que empleó en el el proceso de germinación. Tenga cuidado de no dañar la raíz de las plántulas, y mantenga las plántulas jóvenes fuera del alcance de la luz directa hasta que la planta se endurezca.

Aprenda también a reproducir su planta por esquejes, en este video.

Cuidados en el exterior de la clematis

Lo primero que se debe saber es que las plantas clematis crecen mejor cuando su base está a la sombra; las condiciones del terreno son semejantes para la mayoría de las especies, un suelo ligero y alcalino, pero sobre todo húmedo con un buen drenaje, son los requerimientos para que la clematis se desarrolle a plenitud.

Algunas de las especies de clematis, sobre todo las perennes, requieren la protección de un muro o pared cálida, que no esté expuesta al sol, porque la mayoría de ellas dan mejores flore cuando crecen en sobre una pared fría, con escasa posición al sol.

Clematis-17

Clematis silvestre

Se requiere plantar por lo menos a quince centímetros por debajo de la tierra, para que no estén expuestas a la enfermedad que las aqueja; también se debe aplicar un abono orgánico que podemos preparar en casa, y humus líquido, cada tres semanas, en la temporada de verano.

Estas especies de clematis crecen mejor cuando tienen una estructura donde se pueden asir para crecer, como muros, pérgolas, e incluso, sobre otras plantas. Cuando crecen de manera natural, es cuando más bonitas flores nos ofrecen. 

Para qué sirve la clematis

Esta planta se emplea principalmente para trastornos cutáneos, como llagas y cortes; en urticaria y erupciones de la piel, y enfermedades de transmisión sexual.

Clematis-18

Clematis trepadora

Se cree que los pioneros en el uso de la clematis erecta propiedades, fueron los indios, ya que a  lo largo de la historia, la hoja de la planta se ha utilizado en remedios populares para el tratamiento de cánceres y tumores, así como para picazón, fiebre, renosis, nefrosis, úlceras y escrófulas.

Los usos anteriores también indican propiedades diuréticas, venenosas, rubefacientes, sudoríficas, purgantes y vesicantes. Los chinos tradicionalmente han utilizado las raíces y rizomas conocidas como “weilingxian”, por su efecto analgésico, antiinflamatorio, antibacteriano, antiflogístico, anticanceroso y diurético.

Clematis, conocida como “mu tong”, se han utilizado en China para disminuir la fiebre con el fin de inducir la micción, estimular el flujo menstrual y promover la lactancia.  En Anatolia, Turquía, las hojas molidas o las partes aéreas se aplican a las articulaciones inflamadas durante quince o treinta minutos para proporcionar alivio del dolor.

La irritación provoca que se abra un hueco en la piel, lo que provoca el drenaje del edema. A veces, la herida es tapada por compresa o cataplasma, para promover el drenaje continuo.

Además, las ramas de clematis se han utilizado para aliviar el dolor dental al fumar la rama como un cigarrillo. Otros informes han mencionado el uso de la masa de semilla difusa para fumar y la utilización de los brotes jóvenes de la variedad eurasiática (Clematis taurica) en la cocina.

Efectos antiinflamatorios

Las especies de Clematis, se han utilizado tradicionalmente en varias culturas para sus efectos antiinflamatorios, de la misma manera que  la dalia. Aunque no se entienden completamente, estos efectos pueden deberse a la inhibición de las citoquinas proinflamatorias y a la inhibición de las enzimas ciclooxigenasa (COX). Específicamente, se encontraron extractos etanólicos de tres especies de clematis, aunque en diferentes grados.

Los efectos diuréticos de Clematis montevidensis se investigaron en ratas administradas con solución salina isotónica. Las infusiones de la raíz y la parte aérea de la planta demostraron actividad diurética moderada que se cree que es debida al ácido oleanólico aislado de la planta.

Clematis en homeopatía

La clematis vitalba en homeopatía es un remedio que se ha empleado en este campo desde hace mucho tiempo, para las personas que tiene diferentes anomalías asociadas a los nervios, como es el caso del delirio de persecución, aversión a la compañía de las personas, diferentes fobias, diferentes trastornos por nostalgia y depresión, entre otras cosas.

Clematis-19

Clematis vitalba

Según los expertos en esta materia, este medicamento es muy efectivo en las personas que sufren este tipo de trastornos, ya que lo ayuda a salir del estado en que se encuentran, para llevar una vida más sana, desprendiéndose de todos los miedos y frustraciones que tienen.  

Clematis en flores de bach

Clematis-20

Flores de bach

Esta es la esencia de clematis vitalba en homeopatía, en la flor de bach para las personas que se desprenden de la “vida real”. Prefieren vivir en el mundo creado dentro de sus propias mentes, y muestran poca respuesta a buenas o malas noticias. Esto no le hace querer a sus semejantes, ya que exhibe un completo desinterés por los entusiasmos o problemas de otras personas.

Debido a que la mayoría de sus energías psíquicas se consumen en los planos internos, la gente Clematis muestra poca ansiedad o agresión,  o excitación.

En el estado Clematis, una persona parece ser un “vagabundo entre los mundos” y la realidad tiene poco interés.

 

Dejame Tu Comentario