Hibiscus rosa-sinensis: Características, propiedades, cuidados, uso medicinal y más.

La hibiscus rosa-sinensis es también llamada comúnmente como rosa de China, cayena, amapola o hibiscos. Es un arbusto perennifolia, es decir, que mantiene el follaje durante todas las estaciones del año; pertenece a la familia de las malváceas, bajo el genero Hibiscus.

A pesar de ser una flor proveniente de China, es muy popular en varios países latinoamericanos donde ha sido tomada como flor nacional, entre los que destacan República Dominicana, Puerto Rico. Además también es el símbolo de varios estados latinoamericanos como Barranquilla en Colombia, Tabasco en México  y del estado Zulia en Venezuela.

Pero por ser una flor de proveniencia asiática, se ha convertido también en la flor nacional de Malasia.

hibiscus rosa-sinensis

Flor de la hibiscus rosa-sinensis

Características morfológicas del hibiscus rosa-sinensis.

Esta especie de las plantas es característica porque forma un arbusto que podría considerarse también un pequeño árbol, ya que su altura varía entre 2,5 hasta los 5 metros de altura. Sus hojas son de color verde brillante, siendo pecioladas, anchas y con una forma que puede ser ovalada o lanceoladas, además de contar con bordes dentados de forma irregular.

Las flores, por otro lado, suelen ser grandes con 5 pétalos, en las especies sencillas que se denominan flores sencillas, pues pueden existir variedades con más cantidad de pétalos llamadas dobles; estos miden entre 6 y 12 centímetros de largo. Los estambres están dispuestos en forma de columnas logrando sobresalir de la corola.

hibiscus rosa-sinensis

Detalle del estambre de la hibiscus rosa-sinensis

La flor como tal, tiene un diseño particular, pues si la miras desde la parte de afuera tiene una semejanza a un embudo, más ancho arriba y haciéndose más angosto en la parte baja.

Debido a los numerosos cultivares, variedades e híbridos que se han formado a partir del cruce de especies, la hibiscus rosa-sinensis se puede encontrar en una amplia gama de colores, que ofrece tonos desde el blanco puro, amarillo, roja, naranja, escarlata o tintes de rosado.

Tiene un gran parecido con su pariente cercana la rosa Altea o Rosa de Siria, por lo que generalmente son confundidas, sin embargo se diferencian por ser esta ultima de hoja caduca, es decir, pierde sus hojas en una parte del año.

La forma de las hojas de esta planta es parecida a la de las Alstroemerias, que también ofrecen en los jardines más bellos una variedad sorprendente de colores siendo llamativos y brillantes.

Conoce un poco más sobre la hibiscus rosa-sinensis con este vídeo explicativo.

Cultivo de hibiscus rosa-sinensis.

Esta planta ofrece la versatilidad de poderla plantar tanto en macetas y mantenerlas en el interior de la casa o directamente en el suelo fuera del hogar, pero en el último caso teniendo en cuenta que las condiciones climáticas sean las adecuadas. Por su origen tropical, no soporta bien los fríos invernales o los vientos excesivos y fríos.

En caso de que las tengas en maceta en una terraza o en la parte de afuera de tu casa y la temperatura llega a bajar de los 13º C, la recomendación más certeza es llevarla adentro a un lugar donde tenga buena iluminación y una temperatura más cálida.

hibiscus rosa-sinensis

Árbol florecido de la hibiscus rosa-sinensis

De igual manera, si vives en un sitio donde se contemplan las cuatro estaciones y por consiguiente las condiciones climáticas no son ideales para mantener a tu hibiscus rosa-sinensis fuera todo el año sino solo en épocas de primavera y verano, lo ideal es acostumbrar poco a poco a la planta a la permanencia al aire libre.

Primero debe estar situado en un ambiente sombreado y protegida durante varios días, para luego por 10 días aproximadamente llevarla al sol de la mañana y resguardándola en las horas fuertes. Luego de este proceso puede dejarla tranquilamente al sol y sin abonar durante al menos un mes para que la hibiscus rosa-sinensis se acostumbre al cambio de disposición. Si notas que algunas hojas amarillean y mueren no te asustes, es normal por el cambio.

Durante la época de verano es importante mantenerla en un espacio aireado para que la temperatura no suba más de 25º C.

Para que tu hibiscus rosa-sinensis se mantenga esplendida todo el año debes considerar que en verano se debe regar todos los días, ya que el calor hace que amerite más agua para hacer que el compost este siempre húmedo, mas no con agua estancada.

También pulveriza regularmente las hojas de la planta para mantener en entorno húmedo, sin embargo recuerda hacer esta tarea en la mañana para que el sol no queme las hojas debido a las gotas de agua.

hibiscus rosa-sinensis

Flor de hibiscus rosa-sinensis rociada con agua

Trasplante.

Por ser una planta de crecimiento vigoroso y continuo, por lo menos en los primeros años de vida, es indispensable trasplantar tu hibiscus rosa-sinensis a una maceta con un diámetro más grande para que las raíces no se atrofien.

Este nuevo contenedor debe tener un buen sustrato que tenga una reacción ligeramente ácida, que ayude a favorecer la absorción de todos los elementos nutritivos y que tenga a la vez un buen drenado y que sea blando. Para lógralo se mezcla sustrato de vermiculita o perlita con corteza que reunirá las características ideales.

Debes llenar a la mitad la maceta nueva con el sustrato que hemos descrito anteriormente, luego desenterrar un poco la planta que está en la maceta vieja para ir liberando las raíces y no hacer un jalón tan fuerte que pueda perjudicarla. Por ultimo coloca la planta en el nuevo recipiente y cubre el resto del espacio con el mismo sustrato que puede ser mezclado también con materia orgánica o estiércol para darle más nutrientes a la planta.

Después del trasplante es buena costumbre colocar la planta en una posición muy luminosa pero lejos del sol directo.

No quedes con dudas sobre el trasplante de la hibicus rosa-sinensis, toma como referencia este vídeo explicativo.

Abono.

Cuando se reanuda el proceso vegetativo y durante la estación de verano, la hibiscus rosa-sinensis amerita que sea abonada cada dos semanas aproximadamente usando abonos líquidos mezclados en el agua de riego.

Esta planta es muy sensible al abono, por lo que es fundamental usar abonos completos que tengan micro elementos de hierro, cobre, boro, manganesa y molibdeno. Igualmente debe tener macro elementos de nitrógeno, fosforo y potasio. Durante los periodos en el que la planta no florece el abono debe ser suspendido.

hibiscus rosa-sinensis

Sustrato de vermiculita, ideal para plantar tu hibiscus rosa-sinensis

Reproducción de la Hibiscus rosa-sinensis.

Para poder multiplicar tu planta de Hibiscus rosa-sinensis, puedes usar varios métodos que tienen sus ventajas y beneficios, que son por semillas, estacas injerto de yema y de púa, por división y por acodo aéreo.

Con el método de estacas la ventaja principal se presenta en que no son difíciles de enraizar y además que las ramas terminales de madera que están parcialmente maduras y han sido tomadas durante el fin de la primavera o principio de verano son capaces de formar raíces en un tiempo de 6 semanas.

Usando estacas de hoja y yema su enraíce es necesario efectuarlo en condiciones de humedad elevada como en una cama de propagación que este cubierta con vidrio para elevar las posibilidades de éxito.

Por medio del injerto se usan como patrones las variedades de hibiscus rosa sinensis que tengan un crecimiento robusto y sean resistente a plagas del suelo y luego se pueden iniciar con facilidad por estacas.

hibiscus rosa-sinensis

Semillas de hibiscus rosa-sinensis

El éxito se incrementa en el injerto inglés o injerto de costado que es realizado a finales de la primavera o a principio del verano.

Las púas de crecimiento de la estación que se encuentre en curso deben tener alrededor del grueso de un lápiz, se injertan sobre estacas que están enraizadas y que tengan aproximadamente el mismo grueso. Luego se cubre la unión del injerto con parafina o usando cera para injertos.

El injerto de yema en T, puede ser practicado en cualquier época del año, siempre y cuando la corteza se despegue, que es más frecuente en primavera.

Para el acodo aéreo se debe practicar durante la primavera o el verano, para que las raíces se formen en un tiempo aproximado de entre 6 y 8 semanas.

Para entender más el paso a paso de un acodo, te dejo un vídeo de referencia.

Cuidados del hibiscus rosa-sinensis.

Cuando se cultiva en una maceta a la hibiscus rosa-sinensis, esta no lograra alcanzar su altura mayor que es de 5 metros, a menos que sea transferida a tierra a una temprana edad. Pero a pesar de esto, si no contamos con un espacio para plantarla en el suelo y optamos por dejarla en un recipiente, no quiere decir que no vaya a alcanzar una altura considerable.

Es oriunda especialmente de ambientes subtropicales y tropicales, por lo que necesita de un espacio soleado pero a la vez protegido de los rayos solares directos, pero es importante que reciba buen sol en las primeras horas de la mañana. La temperatura promedio del ambiente o del interior de la casa no debe bajar más de 14 o 15º C, ya que un espacio con más frio le produciría quemaduras que retornarían con el tiempo.

hibiscus rosa-sinensis

Hibiscus rosa-sinensis con doble fila de pétalos.

Así mismo necesita de un ambiente cálido para poder florecer con toda su belleza. Aunque puede soportar climas más fríos, puede llegar a ocurrir que pierda las flores durante el invierno volviendo a florecer en verano. Un gran truco para aumentar la resistencia al frio de la hibiscus rosa-sinensis es agregar potasa en el suelo cuando se vaya a plantar la flor.

En caso de estar en un ambiente con mucho viento es importante apoyar a la hibiscus rosa-sinensis en un muro y resguardarla con algún alero o algún otro árbol contra el viento, especialmente en los primeros años de vida de la planta donde sus raíces aún son débiles.

Al momento de plantarla debes asegurarte de que el suelo o el sustrato que le brindes a la hibiscus rosa-sinensis sea fértil, húmedo y bien drenado, es decir, que a pesar de que conserve el agua no se estanque durante mucho tiempo. También es importante un suelo que sea rico en materia orgánica para que pueda tomar los nutrientes necesarios.

Dentro de la casa.

En caso de querer mantenerla en la sala de tu casa o en un espacio cerrado de alguna oficina, debes tener en cuenta ciertos consejos para que la hibiscus rosa-sinensis no muera y te alegre los días con sus bellos colores.

Primero debes situarla en un lugar donde haya mucha iluminación evitando moverla de un sitio u otro o de voltearla constantemente para que no pierda sus flores y capullos.

Pulveriza agua en las hojas con frecuencia y riega en la base de manera más seguida cuando se encuentra en periodo de floración, que es cuando necesita más energía para sacar sus flores, pero espaciando los riegos durante el resto del año.

hibiscus rosa-sinensis

Hibiscus rosa-sinensis plantada en maceta.

Cuando ha pasado la primavera es importante colocarla en un lugar donde tenga sombra, sin olvidar de abonarla una vez al mes teniendo especial cuidado cuando se encuentra en la etapa de crecimiento y floración.

Al momento de llegar el verano puede ponerla en la parte externa de la casa pero bajo sombra, para que los fuertes rayos del sol no la maltraten.

Llegado el invierno puede volverla a meter a la casa en un lugar que sea fresco y no haya calefacción, además de espaciar el regado.

Cuando vuelvan a brotar las flores debes realizar una generosa poda y abonarla en primavera.

Poda de la hibiscus rosa-sinensis.

Es indispensable podar tu planta para darle la oportunidad de crecer sana y fuerte, pero hay dos tipos de cortes que debes tener en cuenta y son la poda de limpieza que se realiza en la estación de invierno y la poda de floración.

Para la poda de limpieza se deben eliminar las ramas muertas, secas que están rotas o enfermas, quitando de igual manera los tocones secos, que son trozos de ramas que están secos y no tienen brotes.

Además se deben quitar los rebrotes que hayan surgido desde la misma raíz, estos llevan el nombre de sierpes. Rebrotes que estén al pie del arbusto pero que sean débiles, estén mal situados o simplemente no nos interesa que crezcan como rama adicional del arbusto.

hibiscus rosa-sinensis

Manera correcta de podar una rama de hibiscus rosa-sinensis, para propiciar su proxima floración.

Se debe tener especial cuidado de cortar las ramas cruzadas que estén mal orientadas y por consiguiente logran enmarañar el arbusto, dando un aspecto desordenado. Eliminar los chupones que son las ramas que lleguen a sobresalir mucho del arbusto por exceso de vigor.

También es importante deshacerse de flores y frutos que están pasados ya que además de afear a la hibiscus rosa-sinensis, también le consumen energía necesaria para florecer y ofrecer nuevos frutos.

Por ultimo puedes corregir la simetría del arbusto para mejorar la apariencia y estética de tu planta como por ejemplo puedes ordenar una copa que esta descompensada.

Por otro lado, está la poda que se realiza en floración. La hibiscus rosa-sinensis como muchas otras plantas como las orquídeas, son capaces de florecer a partir de un brote que ha nacido de una yema. Por esto, se hace significativa la búsqueda de una gran cantidad de brotes que permitan tener una gran cantidad de flores.

Para lograrlo poda a finales de invierno, cuando está el clima más cálido, o a principios de primavera, cuando el clima esta mas templado.

hibiscus rosa-sinensis

Arbusto de hibiscus rosa-sinensis podado.

Esta poda es considerada de cierta severidad, pero manteniendo una estructura de ramas que serán las principales y de las cuales brotaran las flores de hibiscus rosa-sinensis con mayor fuerza. Si bien es cierto que se mantendrá más pequeño el arbusto también florecerá más abundantemente sobre los brotes que tenga ese año.

Hay personas que prefieren una poda más suave, haciendo que el arbusto sea más grande y obviamente también florece pero con una abundancia más relativa que una poda fuerte.

Enfermedades que pueden afectar a la hibiscus rosa-sinensis.

Como todo ser vivo, la hibiscus rosa-sinensis no está exenta de verse atacada por algunas enfermedades y plantas que pueden desmejorar su aspecto y si no son atacadas a tiempo pueden hacer que nuestra flor muera. Pero tranquilo, que no es mal de morirse si ves algunos de estos síntomas, solo debes tomar las medidas necesarias para revertir el mal y no dejar de velar por tu planta.

Puedes ver un pequeño vídeo donde se explica como sanar una hibiscus.

Hongos y enfermedades.

En alguna ocasión tu planta puede presentar manchas marrones y moteadas en las hojas, que son producto de distintos hongos como Alternaria tenuis, Cercospora, Colletotrichum y Phyllosticta. Para eliminarlos en preciso aplicar fungicidas especializados siempre y cuando las condiciones de calor y humedad sean favorables; para esto puedes seguir las recomendaciones del fabricante.

hibiscus rosa-sinensis

Hongos en hojas de hibiscus rosa-sinensis.

El hongo llamado Botrytis cinérea, crea un moho gris cuando el ambiente es húmedo y las plantas tienen follajes muy espesos, invadiendo flores y hojas por igual. Para atacarlo es bueno aclarar el follaje con una poda de limpieza y aplicar un fungicida antibotriris.

La roya, es un hongo que es muy común en la parte de atrás de las hojas y en los tallos de las plantas, en la que se presentan pústulas o bultos pequeños de color naranja; aparecen especialmente en verano y otoño cuando hay lluvias pero el clima se mantiene caluroso. Para evitar esta enfermedad es indispensable primero evitar que el agua se estanque en la base de nuestra hibiscus rosa-sinensis, ya sea que la tengamos en maceta o directamente en el suelo.

De igual manera, una excelente manera de evitar este hongo además de un suelo bien drenado es ubicar la plata en un espacio que pueda respirar, es decir, en un espacio ventilado que no permita el exceso de humedad.

En caso de que tu hibiscus rosa-sinensis ya se encuentre infectada, lo ideal es agregar pulverizaciones con cobre sobre las pústulas para que su desarrollo se detenga y no se siga esparciendo sobre el tallo o demás hojas.

También por un exceso de humedad es posible que te encuentres con la podredumbre o putrefacción de las raíces, pero la solución más efectiva es la prevención en el estancamiento del agua, asegurándote de que la maceta o el suelo tengan un sistema de drenado ideal que haga que el líquido fluya.

hibiscus rosa-sinensis

Roya, otro tipo de hongo que puede atacar las hojas y los tallos de la hibiscus rosa-sinensis.

Plagas.

Por otro lado, existe la posibilidad que te que a tu hibiscus rosa-sinensis le caigan plagas como pulgones, cochinillas, araña roja, mosca blanca y abejas. Para tratarlas puedes usar fitofármacos especializados en esta plaga, pero ojo, cuida de explicar al vendedor si tú hibiscus rosa-sinensis está en el interior o exterior de tu casa.

Generalmente los productos usados para plantas exteriores son más concentrados por lo que pueden resultar tóxicos y dañinos, tanto para las plantas como para los humanos, si son agregados en un espacio cerrado. Además asegúrate de agregar el tratamiento en horas tempranas de la mañana para que los rayos del sol en las horas más fuertes no quemen las hojas por el efecto de espejo que crean las gotas de líquido.

hibiscus rosa-sinensis

Cochinilla, plaga que puede afectar a la hibiscus rosa-sinensis.

Para el caso de la cochinilla puedes usar un algodón empapado en alcohol y pasarlo sobre las hojas. En caso de ser una planta muy grande puedes usar agua y jabón neutro, restregando suavemente las hojas con una esponja, después eliminar el jabón con abundante agua. Y para evitar que el agua se estanque en las raíces puedes cubrir la maceta con papel film.

Si no te han servido los insecticidas comerciales o te preocupa que su toxicidad afecte a tus niños y animales, debes aprender a hacer un insecticida orgánico con el siguiente vídeo.

Propiedades del hibiscus rosa-sinensis.

Sin duda esta planta nos provee de una hermosura y un ambiente delicado que hace que nos conectemos más con la naturaleza, pero además de su uso ornamental se ha descubierto que la hibiscus rosa-sinensis tiene muchos otros empleos.

Gracias a la popularidad de la que goza la hibiscus rosa-sinensis hoy en día es posible hallarla en farmacias y centros cosméticos en diversas presentaciones como en polvo, jarabe y aceites. Cada una de estas muestras dirigidas para solucionar un padecimiento especifico o para la mejora de la nutrición de la piel y el cabello.

En la gastronomía.

Esta flor es conocida en muchas partes del planeta, donde en muchos países se le ha dado un uso comestible, siendo sus hojas incluso un reemplazo perfecto para las espinacas y pudiéndose comer estando crudas o cocinas.

Además la flor ha sido usada como colorante, también dentro del área culinaria, otorgando un suave color purpura a la comida. Aunque la raíz es igual de comestible no se usa con demasiada frecuencia por tener una textura muy fibrosa y mucilaginosa además de contar con poco sabor.

hibiscus rosa-sinensis

Fruto de hibiscus rosa-sinensis pulverizado para usarlo como especie.

Uso medicinal

El uso medicinal del hibiscus rosa-sinensis, comenzó en China de donde proviene esta hermosa flor, donde se le atribuyeron propiedades antiespasmódicas, analgésicas, astringentes, laxantes suaves, emenagogas y anti irritantes, propiedades similares que dispone también las flores de gardenia y las Delphinium consolida.

En la medicina tradicional china y Siddha, medicina tradicional de la India es común encontrarla en diversos remedios utilizados para aliviar ciertos padecimientos entre los que destacan:

Enfermedades urinarias.

Hierve en un litro y medio de agua entre 8 a 10 flores de la hibiscus rosa-sinensis. Luego del hervor deja reposar e ingiere el té hasta 3 tazas por día. Con este método lograras evitar la retención de líquidos por sus propiedades diuréticas.

Además este te es especial para tomarlo luego de las comidas pesadas por ser un mejorador de la digestión y así reducir las flatulencias.

hibiscus rosa-sinensis

Té de hibiscus rosa-sinensis

Reducción de la tos.

Los aceites esenciales que se obtienen de la hibiscus rosa-sinensis constituyen un excelente calmante para calmar y controlar la tos aguda durante el resfriado.

Para la piel.

Si te ha picado un insecto o tienen un absceso puedes aplicar un pétalo de una flor fresca directamente en la zona afectada, veras como se calma el dolor y la hinchazón.

En la cosmética.

En caso de tener eccemas o afecciones en la piel a causa de alergias puedes machacar en un mortero hojas de hibiscus rosa-sinensis que después puedes aplicar sobre la zona afectada. También sirve muy bien para reducir poros en la cara e hidratar profundamente la piel.

Para cuidar del cabello se dejan secar algunos pétalos de la hibiscus rosa-sinensis, luego se mezclan con agua hasta obtener una especie de mascarilla capilar que deberá aplicarse durante el lavado para reducir la caspa, hidratar el cuero cabelludo además de nutrirlo y reforzarlo.

Otro dato que de seguro no sabías, es que la mezcla anterior sirve para evitar la aparición de canas, una receta anti edad infalible.

Esta planta tiene muchos beneficiosos para la piel, como también los aporta las flores de jazmín.

hibiscus rosa-sinensis

Hojas secas de hibiscus rosa-sinensis para preparar mascarilla capilar.

Dejame Tu Comentario