≡ Menu




Lecitina de girasol: Todo lo que debes saber sobre esta alternativa

La lecitina de girasol es un producto auxiliar imprescindible en muchos campos del sector alimentario. Sin embargo, en los últimos años ha sido objeto de discusión como subproducto de la obtención de aceite de soya.

Lecitina de girasol

Para que se usa la Lecitina de Girasol.

Los fabricantes que utilizan la lecitina en sus productos y no quieren pasar por alto la asunto lecitina OMG o no OMG, apuestan por alternativas como la lecitina de girasol. Uno de los principales proveedores de la misma es Sternchemie. La empresa, especializada en el campo de los lípidos alimenticios, ofrece en este segmento soluciones a la medida para cada cliente.

La lecitina de girasol tiene la gran ventaja, respecto a la soya, que no existe ninguna especie de semilla de girasol en todo el mundo que haya sido modificada genéticamente. Además, la lecitina de girasol es hipoalergénica y por este motivo no tiene que declararse.

La lecitina ofrece importantes ventajas para la elaboración de productos panificados, ya que este emulsificante facilita el paso de las masas por las máquinas al combinar mejor las sustancias en polvo con la grasa y el agua. Al mismo tiempo, gracias a la distribución homogénea de la grasa, puede reducirse el uso de la misma. Sin la lecitina debe usarse más grasa para que la masa tenga una buena consistencia.

Beneficios de la lecitina de girasol en el organismo.

En realidad a lecitina  de girasol se encuentra de manera natural en nuestro organismo, pero a veces su contenido no es suficiente y hay que reforzarlo a través de la dieta. Mayoritariamente está en las membranas de todas las células y fundamentalmente en el cerebro.

Por este motivo son esenciales unos buenos niveles para el desarrollo de niños y mayores y, de hecho, se ha propuesto como remedio para varias enfermedades psicológicas y neurológicas como el síndrome de Tourette, la enfermedad de Alzheimer y el trastorno bipolar.

Además, contribuye a mejorar el perfil lipídico mediante su poder emulsionante anteriormente citado y así el “colesterol malo” no se queda en las paredes de las arterias, cuya consecuencia sería una isquemia o peor aún,  un infarto.

Por lo tanto es buena para la memoria, el desarrollo y el aprendizaje, y reduce los niveles de colesterol que tanto cuesta, sobre todo a los que lo tienen alto debido a la genética, que se llama hipercolesterolemia familiar. Además, por su contenido en vitamina E es antioxidante, por lo que protege a nuestra piel de los radicales libres y, como dije al principio, retiene la humedad, así que ayuda en la hidratación de nuestra piel.

Otra de sus propiedades es que retiene la humedad y retrasa el endurecimiento, por lo que en cualquier amasado también es positivo.

Como incluir la lecitina de girasol en nuestros alimentos.

En las ensaladas puedes añadir huevo duro, semillas de sésamo o de lino, o frutos secos como las nueces. Si te gusta el pescado, puedes encontrarla en el salmón y en el bacalao. Y para los que sois más de verduras, no olvidéis incluir brócoli o coles de Bruselas.

Con este hallazgo, muchas industrias han conseguido productos tan deliciosos como el chocolate, sin ella, la leche y la manteca de cacao no podrían unirse.

También se utiliza para que la harina y la grasa se unan en la elaboración de galletas. Otra de sus propiedades es que retiene la humedad y retrasa el endurecimiento, por lo que en cualquier amasado también es positivo. Y para los que no nos gustan los grumitos en la leche cuando añadimos cacao en polvo, la lecitina también ayuda por un proceso que se llama instantaneización.

Como sustituir la Soya con lecitina de girasol.

La lecitina de girasol tiene la gran ventaja, respecto a la soja, que no existe ninguna especie de semilla de girasol en todo el mundo que haya sido modificada genéticamente. Además, la lecitina de girasol es hipoalergénica y por este motivo no tiene que declararse.

Dado que en la composición de los ácidos grasos y de los diferentes fosfolípidos es muy similar a la lecitina de soja, cada vez son más las empresas que emplean esta alternativa, naturalmente, hay también factores económicos que desempeñan un papel importante.

Es un aditivo natural obtenido de la soja, de las pipas de girasol o de la yema del huevo que se etiqueta como “emulgente de…” o codificado como E-322. Por ese poder emulsionante muchas industrias alimentarias la utilizan, muchas industrias han conseguido productos tan deliciosos como el chocolate, sin ella, la leche y la manteca de cacao no podrían unirse.

Dejame Tu Comentario

  • Francisco octubre 31, 2017, 11:08 pm Reply

    Muy interesante y aclarador.

    • lesbia orraiz noviembre 24, 2017, 12:14 pm Reply

      Para servirle Francisco