Violeta imperial: Aprende sobre sus cuidados, cultivos y mucho más

La violeta imperial o como su nombre científico lo indica Cyclamen Persicum, son flores que tienden a disminuir de su tamaño cada vez que la planta aumenta de edad; pueden ser cultivadas en las regiones con climas templados aunque muchos especulan que es mejor hacerlo en climas fríos o bajas temperaturas.

Violeta imperial

Cultivo de la violeta imperial.

Las violetas imperiales son maravillosas plantas del área boscosa que son fáciles de cultivar. Las violetas aromatizan maravillosamente los jardines, y pueden ser utilizadas en propósitos culinarios y decorativos así como en perfumes. Una vez plantadas, éstas crecen perennemente, difundiéndose a través de los corredores que alcanzan de 20 a 30cm de alto.

Forman una alfombra de crecimiento que hace que en esa área no crezca maleza. Las hojas comestibles pueden ser cosechadas durante todo el año, y las flores comestibles se producen al final del invierno y al principio de la primavera.

Las violetas necesitan crecer en un sitio semi-sombreado pero son bastante tolerantes siempre y cuando no se sequen. Necesitan estar protegidas del calor del sol de la tarde en climas calientes pero si vives en clima frío, puedes cultivarlas a pleno sol.

La primavera o el otoño son tal vez las mejores estaciones para plantarlas. Pero probablemente encontrarás que se desarrollan bien en casi en cualquier momento. Esto debe hacerse cada 2 años una vez que hayas plantado un jardín de violetas, para conseguir mejores resultados de crecimiento. Si tienes semillas, ten en cuenta que las semillas se siembran mejor en otoño en un marco frío.

Las semillas requieren un período de estratificación y la germinación de semillas almacenadas puede ser errática. Planta los vástagos en macetas individuales cuando ya estén lo suficientemente grandes para trasladarlas y plantarlas afuera en el verano.

Cuidados de la planta de la violeta imperial.

La violeta imperial es una preciosa planta decorativa que se ha convertido en una de las plantas favoritas por muchas personas, que la cultivan tanto en el interior del hogar como en las terrazas o jardines.

El intenso color lila de sus flores y la belleza de sus formas son las responsables de ello; si quieres aprender a cultivarlas, presta atención y conseguirás mantenerlas siempre relucientes.Se debe ubicar la planta en suelo fresco, compacto y calcáreo en un espacio fresco y húmedo a la semisombra, en la que el sol llegue solamente de manera indirecta.

No obstante, que la planta deba mantenerse en ambiente húmedo no significa que deba ser regada con demasiada asiduidad ni en abundancia, pues es bastante sensible en este sentido: en las épocas más calurosas del verano es conveniente regarlas un par de veces por semana, pero durante los meses más fríos deberás regarla solamente una vez cada quince días.

A diferencia de otras plantas, la violeta hay que regarla sin mojar sus hojas, tallos y flores, depositando el agua en la tierra. Un buen consejo para hacerlo es ponerla sobre un platito con agua durante aproximadamente 15 minutos para que pueda absorber el agua que necesita y luego retirarlo.

Las manchas en las hojas, la falta de flores, los colores inusuales y pálidos, el moho y los insectos son muestras de que algo no va bien en nuestra planta. Presta atención a cada detalle e informarte de las mejores maneras de sanearla de nuevo.

Violeta imperial blanca.

Es una pequeña planta herbácea que alcanza los 10-15 cm de altura, sin tallo, con una raíz perenne y carnosa. Se propaga por medio de estolones. Las hojas son radicales, poseen un largo peciolo alterno y un limbo acorazonado o reniforme. Las flores son grandes , de 2 cm de largo y llamativas y presentan un largo pedúnculo cuadrangular.

Sus flores son olorosas con una aroma dulce, solitarias, de color violeta oscuro, irregulares y con cinco pétalos  dos de los cuales son erectos. El fruto es una cápsula con tres valvas que contienen numerosas semillas.

Se la encuentra en bordes de bosques o en clareos; también se la llama “huésped no invitado” en campos sombreados y en jardines. Las flores aparecen muy temprano anticipando la primavera y finaliza un mes antes del verano.

El riego de las violetas imperiales blancas debe realizar siempre con agua tibia, nunca se debe realizar con el agua muy fría, ya que esto puede provocar que las hojas adquieran manchas de color café oscuro.

No es aconsejable exponer la violeta a mucha radiación solar. Esta planta crece muy bien en zonas sombrías pero con elevada temperatura. El exceso de luminosidad produce que las hojas de violeta se quemen y marchiten, adquiriendo una tonalidad amarillenta.

Dejame Tu Comentario

  • Samuel Antonio Montes octubre 31, 2017, 3:13 am Reply

    Me encanta más información sobre la flor violeta imperial! Saludos Cordiales!

    • lesbia orraiz noviembre 24, 2017, 12:18 pm Reply

      Gracias Samuel, estamos para servirle