≡ Menu




Ageratum houstonianum (ageratum mexicanum): Lo que debes saber.

La ageratum houstonianum o ageratum mexicanum, se caracteriza por ser una planta anual perteneciente a la familia de las Asteráceas y parterres, lo que significa que se puede plantar perfectamente en jardinerías o macetas. Se le conoce por el nombre popular de Agérato o Damasquino.

Es originaria de la costa caribeña de América Central, por lo que se puede llegar a inferir que prefiere los climas tropicales y cálidos en lugar de los vientos excesivos y fuertes heladas.

Pero sin duda alguna, lo que más llama la atención sobre esta especie es su particular fácil cultivo y cuidado, por lo que es ideal si estas empezando en el mundo de jardinería y sientes miedo de enfrentarte a un reto muy grande o de sufrir la decepción de ver tu planta morir. Lo más seguro es que con la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum no tendrás estos problemas.

Etimología de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Species Plantarum, libro de Carlos Linneo que describe por primera vez la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

La palabra ageratum, proviene del latín directamente, teniendo una derivación posterior del griego que se ha construido a partir de prefijos y vocablos de ambos idiomas y que tienen por significado “que no envejece”. Esto en directa alusión de que las flores de esta especie pueden mantener el color por largo tiempo.

Esta planta fue descrita por primera vez gracias a Carlos Linneo, un científico, naturalista, botánico y zoólogo sueco, quien fue transcendental por sus grandes aportes a la ecología. La presento en su libro Species Plantarum, en el año 1753. Este trabajo, marca el inicio de la nomenclatura botánica que ha sido usada a través de los siglos hasta nuestro tiempo.

Esta definición también fue usada por Plinio el Viejo, quien fue un escritor, científico, naturalista y militar latino. El hizo las primeras referencias de la planta en sus escritos llamado Historia Naturalis, pero para una planta que no tendría nada que ver con el género denominado por Linneo. También fue usado en un momento para denominar a la Achillea millefolium (Milenrama), que es un miembro de la misma subfamilia de los ageratum dentro de la familia Asteraceae.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Plinio el viejo, ya había hecho referencia de la ageratum houstonianum (ageratum mexicanum), aunque describiendo una planta diferente.

Descripción de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

Esta es una planta de relativa baja estatura que tiene un desarrollo lento y no llega a sobrepasar los 30 centímetros de altura cuando ha llegado a la etapa de madurez completa.

Sus flores suelen ser de colores variados que incluyen los tonos azules, violetas y blancos. Lo más curioso de la

ageratum houstonianum o ageratum mexicanum es que es capaz de desarrollar individuos que están muy ramificados partiendo desde la base haciendo que al llegar al extremo se abra cada tallo en numerosas inflorescencias en capitulo formando un casquete esférico.

La forma de sus hojas es entre ovada y triangular llegando a medir entre 2 a 7 centímetros de largo. A pesar de su belleza que puede hacer realzar espacios abiertos y grandes, es considerada una maleza invasiva en algunas áreas.

Esta planta se caracteriza también por tener un tallo rígido, erecto, que esta hueco en la parte interna pero no es ramificado. Desde este tallo las hojas crecen directamente con una disposición alternativa y en direcciones opuestas. Su coloración tiene tonos entre gris y verde, con los bordes un tanto dentados.

Es capaz de producir cabezuelas florales, que a su vez están densamente cubiertas por pequeñas florecillas recubiertas de unos delgados filamentos, que aportan un efecto sumamente curioso, pues da la impresión de que se tratara de delicadas plumas.

Por su forma de floración, los colores y la pomposidad de las mismas, la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum es ideal para usarse de manera ornamental sembrada en macizos, parterres o para tener en jardineras más amplias.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Flores de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

Cultivo de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

La multiplicación de esta planta se realiza a través de las semillas, que son recolectadas y sembradas o bien al final del invierno o a principios de la primavera. Este proceso se lleva a cabo en bandejas de plástico poca profunda para facilitar el manejo de los materiales y elementos.

Como ejemplo de lo que puedes usar para cultivar tus semillas, pueden ser bandejas de repostería o que un recipiente que tenga pequeños agujeros para colocar las semillas separadas como una hielera de plástico.

Antes de plantar a la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum se debe preparar un terreno ligero que combine turba y arena en partes iguales. Una vez estén mezclados estos elementos se esparcen las semillas y se entierran solo un poco en el sustrato; es importante que no queden muy abajo del suelo pues la luz del sol jugara un papel muy importante en el crecimiento de la misma.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Paquete de semillas de ageratum houstonianum o ageratum mexicanum Se puede adquirir en tiendas especializadas.

El semillero debe mantenerse expuesta a la luz del sol, pero cuidando que la temperatura se mantenga contante de aproximadamente 21° C. además esta tierra debe estar siempre húmeda, para lo que se puede usar un rociador suave, hasta el momento de la germinación, evento que tomara lugar alrededor de los 5 a 10 días de haber sembrado las semillas.

Cuando las pequeñas plántulas alcancen una altura que permita el poder manipularlas fácilmente, lo que pasara entre los 21 y 25 días después de la siembra, la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum estará lista para ser trasplantada al espacio asignado en el jardín.

Para un mejor espectáculo a la hora de la floración, se recomienda dejar un espacio entre las plantas de 20 centímetros o tal vez menos, para que además de que los arbustos se unan, las flores tengan mayor vistosidad.

Las semillas de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum pueden sembrarse directamente en el suelo del jardín, obviando todo este proceso del semillero y el trasplante. Sin embargo, la siembra debe hacerse cuando la primavera se encuentre bastante avanzada, además de que le tomara más tiempo llegar al tiempo de floración.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Semillero para ageratum houstonianum (ageratum mexicanum).

Trasplante de las plántulas.

Generalmente la ageratum houstonianum (ageratum mexicanum) soporta bien los cambios de lugar, por ejemplo de un semillero al lugar definitivo en la tierra del jardín, pero no se debe olvidar que se trata de un ser vivo, así que hay que tener ciertos cuidados para que el trauma que va a pasar el ejemplar sea menor y no termine enfermándose o muriendo.

El trasplantar es simplemente la acción de cambiar la planta de un espacio a otro, en este caso para un correcto crecimiento y desarrollo, pero este proceso también se puede llevar a cabo si observas que tu ejemplar está enfermo y quieres ayudarlo. Pero este cambio es delicado, y se compara con practicar una operación a una persona; si está bajo los efectos de la anestesia no sentirán dolor, pero si esta despierta y puede sentir todo lo que pasa, no pasara un momento nada agradable.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Con cuidado se debe desprender las raíces de la ageratum houstonianum (ageratum mexicanum), con una cantidad prudente de tierra.

El momento en el que el espécimen está entrando en la etapa de letargo, es el tiempo indicado para realizar el trabajo, ya que si la planta está dormida el cambio no será traumático. El mejor tiempo es el que abarca desde finales de otoño e invierno cuando ya no hay heladas o nevadas, hasta que comienza a hacer calor nuevamente.

También se debe tener en cuenta el brindarle a la planta un lugar adecuado donde va a ser plantada nuevamente, contando que esta tierra o sustrato este previamente preparado y acondicionado para que el proceso de adaptación sea más fácil.

Lo primero que debes hacer es regar con suficiente agua la tierra donde está la planta en primer lugar, así la tierra se suavizara y será más fácil de desprender. Si ves que las raíces están adheridas a la superficie puedes usar un cuchillo de hoja larga, pásalo por los costados del semillero suavemente para que se desprenda.

Luego debes con una espátula especial raspar el rondo del envase para sacar la plántula que ha crecido, asegurándote de que tenga suficiente tierra en las raíces para que pueda adaptarse fácilmente al nuevo lugar donde va. Evita por sobre todas las cosas halar de la planta para liberarla de la tierra, así solo harás que el ejemplar sufra y tenga graves consecuencias después.

El nuevo espacio donde ira la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum  debe ser entre 2 y 3 veces más grande que el espacio donde se encontraba anteriormente. Coloca la plántula en el medio del agujero y después rellena el resto con más tierra hasta que quede fija en el suelo.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Luego se inserta en el agujero designado y se rellena con sustrato.

Si quieres que las raíces nuevas se desarrollen con más vigor, es recomendable incorporar al suelo o sustrato que estas usando un porcentaje de materia orgánica que puede estar mezclado con arena común, esto ayudara a que el mismo sea más suelto y a medida que pase el tiempo no se compacte de manera excesiva.

Una buena mezcla para utilizar en el proceso de trasplante puede ser tierra negra, humus de lombriz, resaca, turba, arena gruesa, materia orgánica en proceso de descomposición y perlita, este último elemento contribuye a una mejor aireación.

Posterior al trasplante se debe mantener un riego abundante pero lento para que el nuevo sustrato tenga la oportunidad de asentarse y que todos los huecos de aire se puedan llenar haciendo que la planta sufra lo menos posible.

Aprende como trasplantar correctamente tus ejemplares sin que sufran durante el proceso. No te pierdas este excelente vídeo.

Cuidados de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

Para tener una bella ageratum houstonianum o ageratum mexicanum en tu jardín, es necesario tener ciertos cuidados y necesidades, a pesar de que es una planta bastante fuerte con gran adaptabilidad a varios tipos de terreno y condiciones ambientales.

El siguiente vídeo te mostrara las más bellos ejemplares de ageratum houstonianum o ageratum mexicanum  así te animaras aún más en plantar estas bellas flores.

Suelo.

Uno de los elementos más importante para que este ejemplar tan bello tenga un desarrollo óptimo es un suelo que reúna las características adecuadas. Este debe ser suelto pero que a la vez sea capaz de mantenerse húmedo.

Debe tener buen drenaje, pues al igual que las clematis, no soportan que el agua se quede encharcada en la tierra pues puede hacer que se pudran las raíces, así como generar el ambiente perfecto para la aparición de algunos hongos.

En países o climas que sean muy húmedas a causa de las muchas lluvias, ageratum houstonianum o ageratum mexicanum puede perfectamente usarse como una planta para el interior de la casa.

Muchas personas agregan arena al sustrato de la planta, pues esta ayuda a que el agua drene de manera más efectiva y evita que el suelo se compacte de manera excesiva.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

El suelo de las ageratum houstonianum (ageratum mexicanum) se puede mezclar con arena comun para ayudar al drenaje del agua y evitar el compactamiento del suelo.

Riego.

Debe ser copioso cuando la temperatura se eleva, pero en épocas en que hace frio o hay mucho viento es mejor espaciar el tiempo entre un riego y otro, pero siempre asegurándote de que la tierra se encuentre húmeda.

Durante el verano o las épocas de mucho calor debe regarse con una frecuencia mayor, aproximadamente cada 2 días. Por otra parte, en otoño o en las épocas de más frio el riego debe hacerse en intervalos más espaciados, por ejemplo una vez a la semana.

Antes de cada riego, debes desmenuzar el suelo o sustrato que has utilizado para cultivar tu planta. Esta maniobra ayudara a facilitar la oxigenación de la tierra, además de la descomposición de la materia orgánica y una mayor absorción de los nutrientes.

Con el siguiente vídeo tendrás un resumen completo para comprender mejor tu planta.

Temperatura.

La ageratum houstonianum o ageratum mexicanum  prefiere los ambientes cálidos, en las noches debes asegúrate de que la temperatura no baje más de los 15º C.

Lo curioso de esta maravillosa planta, es que dependiendo del clima y la temperatura a la que se encuentre, puede tener diferentes comportamientos; es por esto que cuando se encuentra sembrada en lugares fríos suele conducirse como un ejemplar anual o bianual, mientras que en los lugares más cálidos suele ser perenne.

Tiene escasa resistencia al frio, volviéndose particularmente vulnerable cuando está en espacios donde la temperatura es inferior de los 3 a 4° C. Por esta razón, es recomendable en caso de estar en macetas ponerlas en el interior de la casa hasta que las heladas hayan pasado.

Luz solar.

Agradecerá estar en pleno sol o se podría adaptar a un lugar que se encuentre en la semisombra, siempre y cuando pueda recibir al menos entre 4 y 5 horas de luz solar fuerte cada día.

En los climas más cálidos esta planta se encuentra mejor cuando está en semi sombra, o bajo alguna plantación más alta que la pueda proteger de los rayos solares más potentes, pues él aunque prefiere las altas temperaturas el calor excesivo puede marchitarla.

Con este vídeo podrás ampliar tus conocimientos sobre el cuidado que tiene que tener tu ageratum houstonianum (ageratum mexicanum). Así podrás cuidarla correctamente y disfrutar de sus bellas flores.

Abono.

Es importante que tu ageratum houstonianum o ageratum mexicanum tenga los nutrientes necesarios para que sea capaz de brindarte unas bellas flores que harán que no quieras entrar en tu casa nuevamente.

Especialmente cuando se encuentra en la etapa de floración es importante agregar un abono que contenga macro elementos como nitrógeno, fosforo y potasio y micro elementos como el hierro, manganeso, cobre, zinc, boro y molibdeno.

El abono debe ser agregado cada 15 días, puedes usar un abono en forma sólida o un fertilizante líquido. De igual manera si prefieres puedes disolver todas las vitaminas en el agua y agregarlas durante el riego.

De igual manera, si observas que durante la época de floración las flores se comienzan a marchitar debes abonar el suelo para que estas vuelvan a surgir, luego de haberte desecho de las que están secas.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Abono con nitrogeno que puede ayudar al crecimiento de la ageratum houstonianum (ageratum mexicanum).

Poda.

A diferencia de otras plantas como las orquídeas y las rosas, que deben podarse los tallos para que las flores nazcan con más fuerza, la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum no amerita una poda fuerte.

Lo único que se debe hacer es tener vigilancia continua para desechar ramas y flores secas que impidan la continua floración. Además si se observan flores marchitas deben eliminarse para que no se interrumpa el proceso de crecimiento de las mismas.

Lo excelente de este maravilloso ejemplar es que es uno de los más buscados por las mariposas, así que si los tienes en tu jardín, además de aportarles mucha vistosidad y color al espacio, también te sorprenderá con el espectáculo que tener unos huéspedes fieles e igual de hermosos.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Las hojas marchitas o secas se deben cortar para favorecer la floración.

Plaga y enfermedades.

La ageratum houstonianum o ageratum mexicanum es una planta sumamente interesante, pues ha desarrollado un método muy particular para poder protegerse de los insectos. Es capaz de producir un compuesto químico que es similar al metopreno, el cual interfiere con la función normal en el cuerpo allatum, que es el encargado de secretar la hormona juvenil.

Este compuesto químico lo que hace es que desencadena el próximo ciclo de muda de los insectos para hacer que se desarrollen prematuramente las estructuras adultas. De esta forma, la mayoría de los insectos serán estériles si consumen una cantidad lo suficientemente grande.

Es por esto que la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum es bastante fuerte contra plagas y enfermedades, por lo que en muchas ocasiones además de tener una función ornamental es también usada como un refuerzo en la protección de otras plantas más susceptibles como las petunias.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

La ageratum houstonianum (ageratum mexicanum) posee un compuesto químico que hace que las pupas de mosquitos no se desarrollen correctamente.

Incluso esta planta ha llegado a ser usada de manera industrial para proteger huertos y sembradíos de frutas y verduras, pues ayuda a reducir el uso de insecticidas y pesticidas, que además de resultar costosos pueden dañar el medio ambiente.

Pero al usarse en un espacio que tiene un fin agrario y se cuenta con la presencia de ciertos animales de pastoreo, se debe estar atento a que estos no consuman la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum pues puede llegar a producir lesiones hepáticas por su toxicidad.

Pero aunque son muy fuertes, nunca esta demás aprender a hacer un insecticida casero y que sea por sobretodo amigable por el medio ambiente, para poder proteger mejor a nuestra planta de ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

La floración no se produce fácilmente.

A pesar de ser una planta bastante resistente, igual tiene sus ciertos problemas que tienen más que ver con elementos externos del ambiente a plagas de insectos.

Por ejemplo, te puede pasar que notas que a las flores les cuesta mucho trabajo florecer o que lo hacen a un ritmo muy lento. En este caso, el problema podría deberse a una inadecuada exposición a los rayos solares.

Lo único que debes hacer para solucionarlo es colocar la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum en un espacio donde tenga una exposición más prolongada al sol, garantizándole por lo menos entre 4 a 5 horas diarias de rayos solares.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Hoja de la ageratum houstonianum (ageratum mexicanum) un tanto marchita.

La planta se marchita.

Otro problema que se te podría presentar es que tu ejemplar se marchite rápidamente. Esto puede indicar un terreno que no se mantiene lo suficientemente húmedo, por lo que la planta queda con sed después de cada riego.

Para solucionarlo debes reducir el intervalo de tiempo que dejas entre cada riego. Pero con esta técnica debes tener cuidado, pues en la zona en que estas abunda el hongo oídio, debes asegurarte que el agua no toque las plantas, solo la tierra, de lo contrario se puede propiciar el crecimiento de dicha bacteria.

Propagación de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

La forma más recomendable y fácil de multiplicar este ejemplar es por medio de la preparación de un semillero que se hará a finales de invierno o al principio de la primavera.

Las semillas de la ageratum houstonianum (ageratum mexicanum) pueden ser cultivadas directamente sobre la tierra del jardín, pero en este caso la temporada de floración se desarrollara más tarde que los ejemplares que han sido trasplantados.

Luego de 15 a 20 días manteniendo una temperatura que oscile entre los 22 a 24° C, las pequeñas plántulas germinaran y estarán listas para ser trasplantadas a una tierra fija y escogida en un espacio de tu jardín. Por lo general se suelen cultivar en grupos de docenas o más para que cuando comience el momento de la floración el espectáculo visual ofrecido tenga mayor impacto.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

La ageratum houstonianum (ageratum mexicanum) puede ser plantada en macetas para tenerlas en el interior de la casa.

Uso ornamental de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

Esta planta generalmente se siembra en macizos formando una bordura exterior a otras plantas debido a la poca altura a la que llegan cuando han crecido completamente, además de que forman una bella, compacta y cerrada vegetación.

Queda muy bien cuando se usa en compañía de otro tipo de grupo de arbustos aparte de los rosales de copa. Pero la mejor forma de combinar la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum es con otras plantas que al igual que ellas tienen un comportamiento de floración anual, ya que se pueden ver realzadas por el contraste que se crea en las tonalidades de las flores.

Las flores de la ageratum houstonianum o ageratum mexicanum también sirven como una ayuda excelente para suavizar los diseños de jardines que puedan llegar a ser muy atrevidos por sus formas y colores. Además de que permite un resalte y relleno en espacios muy grandes y quedan vacíos entre las plantas.

Es muy usada en floristería como planta de relleno en los arreglos florares, pues además de contar con colores bellos, no se marchitan tan rápido como otras especies.

ageratum houstonianum (ageratum mexicanum)

Borde de camino adornado con ageratum houstonianum (ageratum mexicanum).

Pero se debe tener cuidado en el control de esta planta, pues tiene el potencial de llegar a convertirse en una hierba ambiental desenfrenada cuando es cultivada fuera de su rango natural.

Muchos jardineros profesionales, eligen esta variedad de planta cuando tienen la necesidad de cubrir bordes de canteros y caminos, pues son capaces de proporcionar la espesura de color interesante ideal, y como no alcanzan demasiada altura no hay porque preocuparse por obstruir la visión.

También aconsejan plantarlas a una distancia aproximada que no supere los 30 centímetros pero que no sea inferior a los 15 centímetros. De esta forma se tendrá la combinación perfecta entre espesura y color que tanto gusta.

En algunos países como Estados Unidos, Australia, Europa, África, China, Japón, Nueva Zelanda y Filipinas ya cuenta con el estatus de maleza invasiva, convirtiéndose en un dolor de cabeza para el estado, pues crece en las calles, y para las personas que se dedican a la siembra de diversas plantas para su comercialización.

Ageratum houstonianum o ageratum mexicanum

Etapa de floración de la ageratum houstonianum (ageratum mexicanum).

Leave a Comment