≡ Menu




¿Conoce la Prunus Pérsica? Descúbrela aquí

La prunus pérsica, es primitiva amygdalus pérsica, melocotonero del latín malus cotonus, que significa manzana algodonosa, hacen referencia a su piel. Es una especie arbórea familia de larosaceae, es también conocida como duraznero, en diferentes lugares como, Argentina, Colombia, Chile, Perú, Venezuela, entre otros.

Prunus Persica

Características

La prunus pérsica, o como también la conocen el melocotonero, es una especie muy notoria por su rico fruto, este es muy cultivado en muchas partes del mundo. Es una especie que a través de los años ha sido mejorada logrando cada vez mejor resultado, es una planta que cuenta con una gran variedad de frutas o melocotones.

Se trata de un árbol de poco tamaño, es caducifolio (sus hojas caen cada año), tiene un parecido a los arbustos, este puede llegar a medir hasta 6 metros de altura, la corteza es de textura lisa, las hojas son simples, de forma lanceolada (punta de lanza).

Son de color verde muy brillante, estas puede medir unos 7,5 hasta los 15 centímetros en longitud y de ancho de 2 a 3,5 centímetros, su borde es aserrado, por lo general no es muy frondoso. Las flores se desarrollan en solitario, en ocasiones crecen en pares, de color rosa a rojo con un tamaño de 2 a 3 cm de diámetro.

Su fruto es una especie de melocotón que se puede comer con facilidad, tiene las características de una drupa, con una pulpa muy carnosa y jugosa, en su centro presenta un hueso que es muy fuerte dentro de este se encuentra la semilla.

Su color es amarillo con algunas pintas rojizas y de forma muy peculiar con algunas hendiduras en el fruto, su sistema radicular (raíces), es muy dividido.

Cultivo de la prunus pérsica

Es una planta que puede crecer con facilidad en las áreas que manejen temperaturas entre los 30 y 40 grados de latitud. Por lo general no resiste muy bien los climas de mucho frío, sin embargo puede mantenerse en menos de 20 °C.

Ya que cuando baja mucho las temperaturas puede ocasionar algunos daños en la especie, en especial en las yemas de las flores,  para que esto pueda ocurrir tiene que estar expuesta a más de 400 horas de frío intenso.

La luz es uno de los factores que más aprecia la prunus pérsica para su sano crecimiento. En las áreas de humedad pueden padecer de algunas enfermedades.

El suelo donde se planta tiene que ser profundo y que su pH sea neutro, que cuente con un buen drenaje y también idóneo capacidad para retener la humedad. Es un arbusto que requiere de podas por lo menos cada año, para ayudar a que desarrolle mayores frutos y de mejor calidad.

Prunus Persica

Es propagado normalmente por las semillas, para mejorar su genética y así poder lograr mejores variedades, por lo general se cultiva en grandes grupos en escalas vegetativas, utilizando también otros tipos de métodos. Muchas partes del mundo son importantes en la producción de esta planta como Estados Unidos de América, Canadá, China y el Mediterráneo.

Podas

En la prunus pérsica se realizan distintos tipos de podas durante toda su vida, esto dependiendo del objetivo que se quiere con el ejemplar.

La poda de formación se lleva a cabo desde el primero hasta el cuarto año, esta comienza cortando a la altura que se quiere, después de esto se hace la selección de las ramas más fuertes y el resto se desecha.

Prunus Persica

La poda de fructificación se trata en dejar de cortar sus ramas principales y también las laterales, se realiza solo reducciones de la copa, en la que se cortan las que están por encima de sus ramas mixtas, esto garantiza que las frutas se desarrollen mejor, asimismo se hacen algunos cortes en las ramas secundarias y las terciarias del ejemplar.

Este procedimiento es mejor realizarlo en las épocas de verano, después de su recolección, junto a esto se hacen diferentes cortes al que llaman de retorno en segundo y tercer grado, en los que se eliminan los chupones, es decir las ramas que llevan un desarrollo muy fuerte y que puede producir desde su primer año.

Se mantiene cortando las ramas pequeñas que se den cerca de los ápices si se ven en exceso, no se deben despuntar en ninguna ocasión. Se puede llevar un proceso de aclaración, tomando sus frutos cuando ya han logrado el tamaño que se desea a unos 10 centímetros de la rama aproximadamente.

Prunus Persica

Por último, la poda de renovación es un proceso que se realiza cuando el árbol ya es viejo, se deben quitar las ramas que ya estén muertas o que se vean enfermas y se cortan las que tienen más de tres años de edad.

Propiedades del fruto

El melocotón aparte de su rico sabor, es un fruto que aporta cierta cantidad de nutrientes, como son los hidratos de carbono que ayudan a dar la energía necesaria a nuestro cuerpo. Tiene mucho contenido en fibra, mejorando así el tránsito intestinal.

En la constitución mineral contiene potasio y en menor porcentaje magnesio y yodo. Es una gran cantidad de vitaminas que contiene este rico fruto, contiene caroteno (pigmento amarillo o naranja), en más cantidad que otras frutas, esto le da algunas de las propiedades de dieta terapéutica.

Posee vitamina C y vitamina A, que diariamente nuestro cuerpo necesita. Son vitaminas necesarias para una mejor visión, para mejorar el estado de la piel, el cabello y las mucosas, ayuda a mantener fuerte el sistema inmune y así prevenir algunas enfermedades también es antioxidante.

Beneficios para la salud

El fruto de la prunus pérsica, conocido como melocotón, lo pueden comer muchas personas, gracias a sus innumerables aportes en nutrientes y baja cantidad en azúcares, por lo tanto hacen que sea un alimento para consumir también en las dietas. Así como para las personas con diferentes condiciones como la diabetes, siempre teniendo en cuenta la cantidad a consumir.

Gracias a los aportes de la fibra hacen que sean un excelente laxante, este compuesto evita y da una gran mejoría en los casos de estreñimiento, a su vez mejora el colesterol en sangre y mantiene los niveles de la glicemia (niveles de azúcar en sangre), que por lo general presentan las personas con diabetes.

Prunus Persica

Tiene un efecto saciante, el cual ayuda mucho a las personas durante las dietas. Se recomienda para las personas con hipertensión arterial y en general personas con padecimientos cardiovasculares, por su contenido en sodio y potasio.

Para las personas que están tomando algún tipo de diurético es muy recomendado, ya que cuando se encuentra bajo estos tratamientos pierden mucho minerales, estos pueden ser recuperados con el consumo de esta fruta.

Como ya se mencionó antes el color amarillo-naranja que poseen estos frutos es gracias al beta caroteno o vitamina A, el cual tiene efecto antioxidante en el organismo y ayuda a evitar los problemas cardiovasculares, así como degenerativos.

Prunus Persica

Enfermedades de la Prunus Pérsica

Son muchos los daños que suele sufrir este tipo de árbol que da frutos, pero se pueden evitar y también pueden tratarse.

La abolladura es una enfermedad común en este tipo de fruto, es dada por un hongo conocido como taphina deforman, este puede causar una apariencia desabultada en especial de sus hojas, es de allí que proviene su nombre, también crea algunas deformaciones y se manifiestan en coloraciones de verde a blanco y de rosa con brillo a rojo.

Esta suele aparecer antes de que ocurra el proceso de brotación, en la época de la primavera y se desaparecen en la época de verano. Las hojas enfermas se hacen quebradizas y las cubre un polvo de color blanco el cual es emanado por el mismo hongo. (ver artículo: Toronja)

Prunus Persica

Es una infección que se puede tratar al finalizar el invierno y comenzar la primavera, es recomendable que se le coloque tratamiento con fungicidas ecológicos que contengan cobre o azufre, aplicando estas sustancias químicas se ayuda a evitar esta enfermedad.

La monilia es una enfermedad que origina síntomas como la momificación en los frutos, en especial para el prunus pérsica. Es un hongo que se localiza en las ramas y brotes ya viejos, en la época de primavera a verano es cuando comienza a actuar.

Se puede ver en los frutos un polvo de color blanco, pérdida de las hojas, así como la caída de los frutos antes de tiempo. Los tratamientos más recomendados son a base de fungicidas ecológicos.

Prunus Persica

Para ayudar a eliminar estas enfermedades, además de que sirve para evitar futuras infecciones, también es muy importante que se mantenga el proceso de abonado de forma correcta, y las podas, ya que éstas ayudan a que entre mejor el aire y llegue la luz en su copa. (ver artículo: Pitanga)

El oídio, también es producido por hongos, en este caso muestra como síntomas manchas en las hojas y los frutos en especial en las épocas más cálidas del año, específicamente en la época de verano. Esta es una  enfermedad que debilita al árbol y a sus frutos.

Se trata con métodos preventivos, manteniendo los cuidados necesarios, un buen riego y abono, colocándole antes de la primavera algún tipo de fungicida que no sea fuertes, así reducen sus efectos dañinos en la especie.

Leave a Comment